MEDIOS DE TRANSPORTE

FERROCARRILES

 

EL ESTADO SIGUE RAPTADO II

 

Por Juan Carlos Cena * especial para Villa Crespo Digital 

 

Ferrocarril una Cuestión Nacional

 

EL ESTADO SIGUE RAPTADO II

 

22 de noviembre del 2010

 

El 15 y 16 de junio del 2005 publicamos este trabajo de investigación que por su extensión lo entregamos en dos partes.

Gobernaba Néstor Kirchner, se había comprado un material ferroviario que hoy luce abandonado, como otrora, cuando Carlos Saúl Menem desguazó el ferrocarril nacional.

Hoy, su ex Secretario de Transporte, Ricardo Jaime, y reafirmado por el gobierno de Cristina Fernández, está procesado con varias causas y por un enriquecimiento ilícito que daría de comer muy bien a todos nuestros niños desnutridos y empobrecidos, les proporcionaría una educación adecuada y un futuro con trabajo próspero. Pero eso no es así, el acaparamiento es mortal… las responsabilidades son múltiples…

 

ENTREGAMOS LA SEGUNDA PARTE
Continúa raptado el estado nacional y, el gobierno en nombre de ese estado cautivo, esta pagando el rescate, en esta oportunidad, a través de compras de material ferroviario efectuadas en el exterior, sus raptores, o sea, los concesionarios de los ferrocarriles han realizado el control de gestión del pago de una parte del rescate.
 

 “El conservatismo engendra la selección de mediocres ¿Cómo puede fundar sus privilegios esta elite de usurpadores consciente de su mediocridad? Hay un solo medio: disminuir al colonizado para engrandecerse, negar la calidad de hombre…”Es sabido que la ideología de una clase dirigente se hace adoptar en gran medida por las clases dirigidas”Albert Memmi, Retrato del colonizado.

 

El Gobierno argentino lanzó en febrero de 2004 un Plan Nacional de Inversiones Ferroviarias para mejorar los servicios de pasajeros, reactivar los ramales de carga y regresar con el tren a las principales ciudades del interior del país. Fueron todos enunciados falaces, ninguno se concretó.

Continuando su recorrido por el shopping del usado ferroviario, el secretario de Transporte de Argentina comprará material rodante de ocasión a la compañía Comboios de Portugal (CP), empresa estatal de ferrocarriles lusa, en el marco de un plan para modernizar el sistema ferroviario de este país latinoamericano.

El secretario argentino de Transporte, Ricardo Jaime, señalaba en la edición del semanario "Expresso" que su país pretende adquirir material ferroviario portugués que será incorporado a las líneas de trenes de pasajeros y de carga del país austral.

 

El profesor Ricardo Jaime explicó que el déficit argentino en ese área es preocupante, no sólo "para cubrir las necesidades actuales, sino también para la renovación de unidades que están en el fin de su vida útil".

Afirmó que hay 11 locomotoras portuguesas en condiciones de ser adquiridas por el Estado argentino, para destacar también que tratará de "llegar a un acuerdo semejante al alcanzado con las -locomotoras- adquiridas el pasado año".

 

El profesor Jaime llegará a Lisboa, ha mantenido en la capital portuguesa un encuentro con el presidente de CP, António Ramalho, dice la noticia.

En 2004, CP vendió al Estado argentino 17 locomotoras puestas en funcionamiento en los años 1976 y 1977 por un costo de 3,8 millones de euros, la mitad del precio de mercado.

 

CP ganó en los años noventa un concurso internacional para modernizar el sistema ferroviario argentino, que incluía, además, una concesión para explotar la línea ferroviaria Belgrano Norte, proyecto este último que nunca se llevó a realizar.

 

Veamos la comprobación en el andén de la estación Retiro correspondiente al ex Ferrocarril General Belgrano, una de las muestras de la realidad concesionarista: se realizó el acto de presentación de vagones autopropulsados para el servicio urbano de pasajeros. Tras un acuerdo firmado entre el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación, y la empresa estatal portuguesa Caminhos de Ferro Portugueses EP, las nuevas formaciones, compuestas por treinta y cuatro coches, serán afectadas a la concesión de la línea Belgrano Norte, a cargo de la empresa Ferrovías, para su utilización en el proyecto Tren del Este, entre otros.

Debemos preguntarnos si son nuevos o de descartes, por fatiga y obsolescencia de material, como los coches de los subterráneos. Aunque no se sabe su valor verdadero, seguro que los pagamos como coches de última generación, con tecnología de punta incorporada.

 

Se trata de nuevas formaciones compuestas por 34 coches, que fueron adquiridas por el Estado nacional a la empresa estatal portuguesa Caminhos de Ferro Portugueses. Fuente: La Nación y Ámbito Financiero 17/5/05.

 

Repito palabras del profesor dichas más arriba: “Las compras de material forman parte del plan del Gobierno de Néstor Kirchner para recuperar y modernizar el sistema ferroviario argentino, diezmado en la década pasada”

Toda una falacia, está demostrado que se continúa con el sistema de concesiones, que tiene que ver con ese sistema de desguace, saqueo y paralización del sistema ferroviario. Sistema perverso que genera un drenaje de recursos nacionales sin que reditúe ningún beneficio público.

Donde se demuestra que concesionarios y funcionarios, en complicidad, han raptado al Estado Nacional para beneficio propio. Hemos denunciado y demostrado hasta el cansancio en notas publicadas por el Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinos (Mo.Na.Re.FA) publicadas por esta agencia Argenpress y otros medios, que el famoso PLANIFER (Plan de Inversiones Ferroviarias), escondido y modificado de acuerdo a las necesidades de los concesionarios.

 Es un proyecto de inversiones que sólo beneficia a estos industriales nacionales, que no sólo mal administran los ferrocarriles de la Argentina, sino que lo han saqueado y, que los funcionarios del área –por supuesto con la aprobación del más allá- protegen y benefician.

 

Como podemos apreciar, esta es la política ferroviaria del gobierno implementada desde sus comienzos, que fue la de seguir favoreciendo a los concesionarios. El Gobierno compra con dinero del Estado Nacional, al que aportamos todos, material ferroviario para los concesionarios, como Ferrovías, cuyo mayor accionista es EMEPA, que se benefician con la inversión estatal con domicilio en Chascomús, donde son originarios los hermanos Alfonsín.

Lo mismo está ocurriendo son subterráneos de Buenos Aires. Ibarra ha viajado a la Metrópolis, de la misma manera que el profesor Ricardo Jaime, y se ha entrevistado con unos de los más conspicuos colonizadores, Felipe González, viejo colonizador, dizque pintado de socialista, para gestionar una millonada de dinero para ampliar los recorridos de este sistema de transporte urbano. Cuya obra la realizaría Benito Roggio, viejo succionador de la ubre del Estado, actual concesionario de subtes y del ferrocarril suburbano línea Urquiza, entre otras cosas.

 

Seguimos con los trenes. En casa, digo, en el orden nacional, se ha llegado a un acuerdo con el tren que administra TECHINT. Que va desde Rosario a Puerto Belgrano, atravesando el mapa cerealero. La empresa tendrá 17 años para saldar con obras multas por $ 63 millones, que le adeuda al Estado Nacional. Dice además el acuerdo, que la compañía tendrá que invertir el 9,5 por ciento de su facturación anual.

 

Pese haber concretado en las últimas semanas un récord de inversiones de casi US$ 2.500 millones en la adquisición de nuevas compañías siderúrgicas, el grupo Techint volvió a recibir el auxilio del Estado para encarrilar a su ferroviaria de cargas. Toda una burla nacional de estos industriales nacionales.

La renegociación contractual que cerraron los funcionarios de la UNIREN y los directivos de Ferroexpreso Pampeano (Fepsa-Techint) dejó a cargo del Estado la mayor parte de las inversiones en infraestructura y concedió a la empresa un plazo de 17 años para saldar con nuevas obras los $ 63 millones de multas e incumplimientos que arrastra desde 1991.

Al igual que con sus colegas Ferrosur y NCA, el esquema de renegociación acordado con Fepsa prevé atar las inversiones obligatorias de la compañía un porcentaje de la facturación, acotar el pago del canon y levantar todos los reclamos cruzados.

Ferroexpreso —cuyo control mayoritario está manos de Techint— fue el primer concesionario privado que se hizo cargo de los trenes de cargas que privatizó la administración menemista. Repito, atraviesa el corredor cerealero Rosario-Bahía Blanca y el 80% de sus ingresos proviene del transporte de granos y cereales.

Por el doble impacto de la devaluación y los altos precios agrícolas, su facturación se triplicó en los últimos años. En el 2001, había transportado 2,4 millones de toneladas con una facturación de $ 23,6 millones. En tanto, en el 2004 trasladó algo más de 3 millones de toneladas que le reportaron un ingreso superior a los $70 millones.

Pese a que estaba lista desde mediados del año pasado, la "carta de entendimiento" con Fepsa recién salió a la luz esta semana tras la resolución de los reclamos mutuos. Las bases de la renegociación —que se debatirán el 24 de junio en una audiencia pública en Bahía Blanca—plantean las siguientes modificaciones clave:

A partir de ahora, la empresa estará obligada a invertir el 9,5% de su facturación anual.

 

El Estado asumirá las principales inversiones en infraestructura y material rodante. Hasta el 2008, los desembolsos estatales treparán a $ 163,7 millones; frente a los $ 43,7 millones que debe aportar la empresa.

El nuevo valor del canon quedará fijado en el 3% de la facturación anual y el 70% de ese importe será reinvertido por el Estado en la misma red ferroviaria.

La compensación de los reclamos arrojó un saldo a favor del Estado de $ 63,8 millones que la empresa cancelará con inversiones adicionales en un lapso de 17 años.

 

El esqueleto de la renegociación se completa con dos cambios llamativos. Por un lado, la empresa aceptó levantar las demandas que tenía entabladas contra el Estado por los ramales inundados ($ 40 millones) y los peajes de la provincia de Buenos Aires ($ 11 millones). Y, por otro lado, quedó abierta la puerta para un incremento de los fletes, por la modificación del "límite superior tarifario" que podrá solicitar la empresa en cualquier momento de la concesión. Infiero que hasta octubre no ocurrirá ese aumento, es el mes del plebiscito.

Es realmente patética la política de este gobierno con respecto al tema específico del transporte en general, y en especial el ferroviario. Se dilapidan recursos a granel.

 

Y como si fuera una burla De Vido prometió también reactivar los servicios ferroviarios de la Argentina y particularmente el de Tucumán. "El servicio de tren en general fue un genocidio en el país y por eso estamos trabajando fuertemente", expresó. Asimismo, mencionó que el Belgrano Cargas estará activo en un corto plazo, una vez que la Nación lo adjudique.

"No nos vamos a desentender y vamos a invertir en el servicio de carga como en el de pasajeros", afirmó De Vido a El Siglo, diario de San Miguel de Tucumán.

 

Como podemos apreciar, son tantos los dichos y declaraciones de los funcionarios, sobre los montos de las compras, el material adquirido y, donde sobre la hora aparecen de nuevo los chinos. Somos una colonieta donde cualquier chichipio o palurdo nos pasa por arriba.

El llamado a plebiscitar la gestión de gobierno por parte del mismo gobierno, se puede apreciar que es un deseo desatinado que emana de la verdadera naturaleza del representante de las Metrópolis, los funcionarios cipayos. Uno, con solo mirar la política de transporte en general y la de ferrocarriles en particular, puede estimar que todo es una mascarada.

Y si se profundiza la mirada puede se podrá observar que la brecha entre pobres y ricos se ha ampliado, la desocupación aumentó, a pesar de los malabares que realizan con los números por parte del INDEC, el aumento salarial es una farsa, la mortandad infantil sigue creciendo, la educación, la salud en general, y así, con las erráticas políticas.

Ni hablemos de la política salarial, de salud, desocupación, contratos basuras, trabajo en negro, y por otro lado, la petrolera, gasífera…devastación de los bosques, de la minería y así: se están llevando el país. Ah, me olvidaba, vienen por el acuífero…

 

Algunos dicen que por toda esta política que el gobierno implementa, sus dirigentes volvieron al neoliberalismo.

La respuesta la da Aníbal Troilo, cuando le preguntaron:

-Gordo, ¡volviste! Y este contestó:

-Como voy a volver, si yo nunca me fui…

 

* Juan Carlos Cena es miembro fundador del Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinos Mo.Na.Re.FA.

Autor de varios libros entre ellos: EL FERROCIDIO: 1º edición agotada, 2º edición ampliada.

 

Caracteres: 12.715

 

Usuarios Online    

my widget for counting
contador

 

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}