MEDIOS DE TRANSPORTE

FERROCARRILES

 

EL SEÑOR DE LOS SUBSIDIOS

 

Por Juan Carlos Cena * especial para Villa Crespo Digital  

 

 

El Ferrocarril una Cuestión Nacional. Camino al bicentenario sin ferrocarriles

 

EL SEÑOR DE LOS SUBSIDIOS, RICARDO JAIME, ES INVESTIGADO POR LA JUSTICIA

 

 

17 de febrero del 2010

 

 

Los pillos son tantos, que no
es difícil que terminen por
ahorcar a la gente honrada.
W. Shakespeare


Desde el 14/05/2004 el Mo.Na.Re.FA viene publicando trabajos por la defensa de los Ferrocarriles Argentinos. En el año 2005 denunciamos la trampa de los subsidios. El primero fue “El señor de los subsidios, Ricardo Jaime”, luego La nueva concesión del F.C. Belgrano cargas. Después: Del anuncio estatizador a las garras de Macri. El 14/11/2005 La timba de los subsidios.

 

Desde el 26/11/06, 10 notas consecutivas por el mismo medio y reproducidas por otros sobre que el gobierno continuaba subsidiando los accidentes ferroviarios. Más tres notas adicionales anunciando y denunciando los accidentes ferroviarios. Los concesionarios contestaron con más accidentes.

Año 2006: El F.C. Belgrano Cargas: Fruto de un árbol envenenado…Cuestión Nacional, o Una Vergüenza Nacional; El rapto del estado han raptado al estado nacional y el gobierno está pagando el rescate a través de los subsidios, que salen en forma directa del bolsillo del pueblo al bolsillo de los concesionarios del ferrocarril, septiembre: El Estado sigue Raptado Partes I y II;  El gobierno nacional continúa subsidiando los accidentes ferroviarios”; en octubre, El F. C. Belgrano cargas: los intereses del norte  mueren en Moyano”, y así entre otros artículos - Todos publicados por la Agencia Argenpress y la página Villa Crespo Digital.

 

Esta sí es una locomotora…

Por estos mismos medios, se han reproducido más de 300 notas referidas al tema ferrocarriles. Escritos publicados que después fueron reproducidos por otros medios, además, nos hemos expresado en reportajes, crónicas, artículos en revistas especializadas, diarios, radios, televisión, seminarios, hemos participado en conferencias, charlas, clases públicas, encuentros regionales por el tema puntual de los ferrocarriles y su incidencia geoeconómica.

 

 En todos estos artículos demostramos la perversidad de los subsidios, toda una trampa. Decimos trampa, ¿se está trampeando al Estado Nacional  o es un estado complaciente? Trampeando a los habitantes de este País, con la misma metodología utilizada por los contrabandistas en la época del virreinato del Río de La Plata, donde españoles comerciantes de la madre patria junto a españoles nativos del virreinato trampeaban al rey. La carga traída desde España penetraba en nuestro territorio libremente. La corrupción se instalaba desde el puerto. Lo primero era y es la ganancia, perjudique a quien perjudique, decían los contrabandistas de tierra y mar.

 

En todo acto de corrupción, para que se concrete, debe haber siempre dos como mínimo. El que ofrece y el que acepta. Nuestros comerciantes nativos, contrabandeaban con ingleses, franceses, irlandeses, es decir, con cualquiera, no importa la bandera con tal de lucrar y ganar. Así se fue forjando una mentalidad comercial usurera en este país. La avaricia fue surcando los cuatro puntos cardinales.

El brazo largo de la corrupción es una alargada cadena de relaciones que viene desde aquellas remotas lejanías, atraviesa diferentes espacios de tiempos en los estados y partidos políticos sin tenerle asco a los colores partidarios. Al contrario, era y es una carrera de postas. Nacieron las postas, fenómeno vinculante inherente a la corrupción. Suceso que se encadena donde la corrupción transita su continuidad.

  A estas postas la vimos en el ferrocarril, donde el brazo de la corrupción actuaba. Unía a las manos que se iban con las que recién llegaban, tanto en tiempos de democracias relativas como de dictaduras cívicas militares y militares. Los proveedores del Estado negociaban sin asco y sin prevención con las nuevas, era la herencia dejada en las postas. Más de una vez las viejas postas se quedaban asesorando a las nuevas de cómo eran las rutas a seguir. Todo un maridaje que tenía tres patas: los proveedores, la ameba ferroviaria (burocracia Estatal), y los sindicatos.

 

Las concesiones ferroviarias y las políticas de subsidios sancionada por el congreso nacional es tramposa y descarada en tiempos de Menem. Aprobada a viva y voz por la aristocracia partidaria. La Ley de reforma del Estado, cuya autoría fue el Ministro Dromi,  hoy asesor del Ministro De Vido, es la ley madre utilizada para las concesiones ferroviarias, donde se habla de los subsidios y cánones. Debemos resaltar que en este entramado de subsidios más subsidios, siempre hay dos actores, como en la corrupción, el que recibe el subsidio y quién lo otorga bajo ciertos términos.

Hay otros actores, pero que son invisibles a los ojos de cualquier desprevenido usuario o ciudadano común, son los organismos de control, anulados desde las raíces; la otra invisibilidad es la corrupción, madre de todas las trampas, sólo se vuelve visible  cuando se contabiliza el engorde de las cuentas bancarias y bienes materiales, de los funcionarios del estado que subsidia o la del concesionario subsidiado.

Imaginémoslo por un instante, ingenuamente diría, si las cláusulas contractuales, o sea los términos fijados en el contrato no fueran cumplidas por parte del concesionario subsidiado, se caería el contrato, se anularía. Desparecería el subsidio, al desparecer, se esfuma el negocio, o sea, la trampa. Acá no hay pérdidas. ¿Por qué? Porque esas anomalías se arreglan trampeando a la Nación. Acto  que beneficia a ambos. Beneficio llamado vulgarmente coima. No hay pérdidas.

 

El ex presidente de la Nación se defendió en San Nicolás el 8 de septiembre del 2005, en un acto proselitista, de algunas imputaciones: “Me cuestionan por que soy desprolijo, pero soy prolijo para manejar la plata del pueblo”

Bueno, no es tan así la cuestión, Don Néstor. Usted cuando era presidente, nombró como Secretario de Transporte a Ricardo Jaime, toda una desprolijidad. Lo defendió, lo defiende y lo defenderá por lo que se ve y se escucha; acción, que se ha tornado toda una desprolijidad política con consecuencias muy costosas para la Nación. Su esposa, hoy presidente de la Nación lo confirmó.

 

El desprolijo nombramiento y su confirmación posterior como Secretario de Transporte, al profesor Ricardo Jaime, y la de otros en esa área, es toda una desprolijidad política que a la Nación, o sea nosotros, es gravosa, cuesta millonarias sumas de dinero. Todo un manejo discrecional en el área de transporte en general y, en el caso de los ferrocarriles en forma particular. En este segmento uno puede observar a simple vista que esa gestión está plagada de desaciertos e irregularidades, embustes e incumplimientos de aperturas de servicios y talleres como Tafí Viejo y Los Hornos en La Plata, soterramientos, trenes balas, anuncios y más anuncios desde el micrófono.

La desprolijidad por la discrecionalidad y la falta de control de cómo, estos funcionarios, asignan fuertes recursos a las empresas concesionarias de trenes es alarmante. 

 

Hoy, las desprolijidades continúan. Por eso es necesario evaluar lo ocurrido en este espacio temporal que media entre el año 2003, fecha en que inicia la faena de administrar el Estado Argentino, el ex Presidente Kirchner, y diciembre del 2007, final de su quehacer, en apariencia.

Antes de proseguir debo apelar a la memoria, porque no es cuestión de que digan ¿recién se acuerdan?, no ni mucho menos. Nosotros los ferroviarios en general y los miembros de Mo.Na.Re.FA, en particular, hemos recordado en todo momento y a cada rato el tema ferroviario, lo que fue y lo que es hoy.

Podemos decir con absoluta certeza que la historia continúa, de acuerdo al itinerario histórico descrito por Scalabrini Ortiz. Sólo cambian las máscaras de los personajes actuantes, los tiempos políticos y el espacio territorial en disputa. Todo enmarcado dentro del sistema capitalista, que cambia en apariencia para seguir obteniendo lo que se llama ganancia, resultado que produce la dinámica del capital. Que transforma sin piedad, a través del lucro, un servicio público en uno privado, sin tener en cuenta nada más que la ganancia máxima…

 

A todo esto debemos señalar que hoy la Justicia actúa, aunque lerda, y quiere investigar al señor de los subsidios: Ricardo Jaime.

Veamos: Lo citó a prestar declaración indagatoria, acusado de cometer el delito de recibir dádivas, al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime. La secretaría en la que se sucedieron las irregularidades es un lugar de enorme poder: maneja un presupuesto en subsidios de casi 1.000 millones de pesos por mes.

En esta causa, a cargo del juez federal Claudio Bonadío, Jaime y Schiavi reemplazante de Jaime, fueron denunciados por haberse embarcado en vuelos privados que pagaban empresas que, en su momento, esa secretaría debía controlar. Casi todos los viajes investigados fueron a Brasil y los solventó el Grupo Cirigliano, dueño de Trenes de Buenos Aires (TBA), empresa que todos los meses recibe una fuerte asistencia estatal.

 

Con una treintena de acusaciones en su contra, Jaime, es uno de los funcionarios de la era kirchnerista más denunciados, aunque ésta es la primera vez que deberá declarar como imputado.

Hay pruebas de que viajó con su familia, indicios contundentes según el ex fiscal Manuel Garrido, que promovió la denuncia de que eran viajes de placer. Es decir, viajan juntos subsidiado y el que subsidia.

Schiavi también aparece. Lo investigan por un solo viaje, en septiembre de 2006, a Río de Janeiro. Siempre hay un primer viaje. El era entonces el ministro de Planeamiento y Obras Públicas de Jorge Telerman en la ciudad de Buenos Aires, y ayer explicó que había viajado invitado por Jaime.

La audiencia está prevista para el 5 del mes próximo. Primero declarará Schiavi y después Jaime. Un día antes deberá presentarse otro ex funcionario, Ricardo Cirielli, que era subsecretario de aeronavegación comercial, y también Laura Elba Gouvert, asesora de Jaime. En total, los citados son 12. En la nómina están incluidos el empresario Sergio Cirigliano y Manuel Vázquez, a quien se relaciona con el avión de 4 millones de dólares que el ex secretario usaba como propio (y que es objeto de otra investigación judicial).

Los viajes que se investigan fueron realizados entre 2006 y 2008. Sólo en 2007 las empresas pagaron 370.000 pesos por esos servicios, según la estimación que realizó la Fiscalía de Investigaciones Administrativas cuando promovió este caso.

Forja Argentina… Esto no existe más…

 

Esta es la punta del iceberg.  Mientras fue funcionario de los Kirchner, Jaime se vio involucrado en expedientes judiciales de lo más variados. Las irregularidades en la concesión de subsidios ferroviarios, eran cosa común, la de favorecer ilegalmente a la empresa Ferrovías en contratos para la refacción de vagones; de haber tenido un trato preferencial con la compañía Southern Winds, y de no haber obligado a las líneas de colectivos Plaza, que posee la familia Cirigliano (subsidiado), a renovar sus unidades.

Es para alegrarse, los sabuesos han recuperado el olfato. Por un lado, olfatearon que el gobierno sufre un fuerte deterioro y no es cuestión quedar así, sospechosamente lentos y pegados. Hacían todo pausado por prudencia. En ese olfatear recién están descubriendo que el olor putrefacto, no viene de Dinamarca.

 

Los sabuesos en su rastreo, tardío, descubrieron que es dueño de bienes que nunca declaró: un avión de 4 millones de dólares; un yate; cinco inmuebles en Córdoba, uno en Boulogne, cuatro en Santa Cruz y uno en Buenos Aires, en la Avenida del Libertador y Cerrito. Pensar en las expensas y el mantenimiento del departamento resulta espinoso de exponer, si se considera que durante los últimos años el único ingreso declarado por Jaime fue su sueldo, de 135.261 pesos anuales. Hoy, los investigadores están analizando informes sobre los bienes de la familia y el entorno.

 

El fétido olor llegó a la Rosada, más las complicaciones con la Justicia fueron el principal motivo para darle vía libre de salida a Jaime del Gobierno, en julio pasado. Como jefe de campaña electoral en Córdoba, la sociedad cordobesa lo premió a él y al Frente Para la Victoria con un cómodo cuarto lugar. 

Pero los sabuesos también deberían investigar a los concesionarios, desde los inventarios y la posterior depredación y abandono de las estructuras concedidas en alquiler, lo existente, y como aplicaron los subsidios otorgados para mejorar la eficiencia de los servicios que debe prestar. De la misma manera que a Jaime por su brutal enriquecimiento.

 

Por esta malversación y otras, o sea, por las múltiples trampas al estado Nacional, se debe investigar profundamente, es un hecho muy significante, cargado de impunidad. Mientras en los hospitales no hay elementos de primeros auxilios.

 

Preguntas finales. La primera ¿y los intelectuales que militan en cartas tan, pero tan abiertas, no pudieron olfatear el aroma de la trampa, o se taparon la nariz cuando alguien les aviso lo del mal olor?, o ¿este olor fétido se les desvaneció por entre las aberturas? ¿Qué opinan de este aroma repugnante? Porque algunos integrantes de esa grieta abierta idearon desde los claustros universitarios un emprendimiento investigativo sobre el ferrocarril llamado Vías Argentinas aprobado por el Conicet. ¿A que conclusiones arribaron?, digo, pregunto, por eso de la ética.

 

La segunda. Los ex kirchneristas, antes  talibanes  de este gobierno, que expresaban por todos los medios sus virtudes inmaculadas, callaron y continúan callando. También pregunto ¿y la autocrítica? Lo mío es de una ingenuidad total, en la Argentina, la  clase política carece de ello, en los 360 grados de su espectro.

 

La sordidez de estos nuevos y opulentos gobernantes es prepotente, ejercen y militan la soberbia, la glotonería, la avaricia, la irritación y la obscenidad, es preocupante. La sociedad debe prestar atención. Algo huele mal. La impunidad los protege como un manto largo, que viene desde muy lejos lleno de complicidades. Nuestra sociedad los ve, y se calla. Los ve como transitan llenos de gozo, exultantes por la trampa cometida. Y se siguen callando….

¿Cuántos cómplices tienen esta corrupta sordidez? Sindicatos, funcionarios, empresarios, ministros, secretarios, señoras y señores… ¿cuantos más?

Ricardo Jaime, el señor de los subsidios, es el retrato de un ex funcionario soberbio que representa a otros de su misma talla. Sólo el pueblo cuando se erecta,  porque está harto de tanto malandraje, será capaz de romper este manto corrupto.

 

* Juan Carlos Cena es miembro fundador del Mo.Na.Re.FA  (Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinos)
- Autor de:

- El Guardapalabras (memorias de un ferroviario)
- El Cordobazo, una rebelión popular.

- El Ferrocidio 1ª edición (agotada)
- El Ferrocidio. 2da edición (ampliada y corregida)
- Crónicas del Terraplén.

- Ferroviarios, una sinfonía de acero y lucha

- Personal técnico especializado en Planeamiento y Control de Gestión

 

Caracteres: 15.020

 

 

Usuarios Online    

my widget for counting
contado

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}