4 Enero, 2019 20:41
EFEMÉRIDES ENERO
 
 

 

4 DE ENERO

4 DE ENERO DE 1822

SE PROHIBEN LAS CORRIDAS DE TOROS EN LA BUENOS AIRES COLONIAL

Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital

4 de enero del 2019

Las corridas de toros, que se habían realizado desde 1619, convocaban por igual a ricos y pobres. En 1791 el virrey Arredondo inauguró la pequeña plaza de toros de Montserrat (ubicada en la actual manzana de 9 de julio y Belgrano) con una capacidad para unas dos mil personas.

Pero como fue quedando chica se demolió y se construyó una nueva plaza para 10.000 personas en el Retiro en la que alguna vez supo torear Juan Lavalle.
En la prolongación de las calles actuales Avenida Santa Fe y Marcelo T. de Alvear, entre Florida y Maipú se construyó la segunda plaza de toros que tuvo Buenos Aires.

Era mucho más grande que la anterior y fue inaugurada el 14 de octubre de 1801. Era de forma octogonal y estilo morisco con ladrillos a la vista. Esta plaza de toros fue escenario de una valiente defensa por parte de las tropas españolas cuando los ingleses las asediaron durante horas en 1807.

En el año 1819 el gobernador de Buenos Aires, Juan Martín de Pueyrredòn, ordena que se derribe la Plaza de Toros.

El 4 de enero de 1822 se prohíben definitivamente.

Este espectáculo fue traído desde España, con la conquista realizada en nuestro continente.
Un espectáculo que fue prohibido en 1822. La primera plaza fue construida por el carpintero Raimundo Marino, en el hueco de Monserrat, en la actual manzana comprendida entre las calles Belgrano, Lima, Moreno y Bernardo de Irigoyen. Con una capacidad para 2.000 personas, las autoridades coloniales se instalaban en los balcones de la casa de la familia Azcuénaga, en la conocida, en aquellos tiempos de la Calle del Pecado.
Con un público avieso, se fue armando un mundo de pulperías, casas de juego, posadas que frecuentaban changarines, carreteros, negros libertos y otros marginales.

Los toros eran traídos desde Chascomús y si quedaban empantanados por lluvias u otros problemas, se armaban corridas en el lugar.
En 1799 el virrey Avilés decide la demolición de esta primera plaza de toros.
La nueva plaza se construyó entre el 22 de octubre y el 29 de julio de ese mismo año y en 1801, el Cabildo resolvió hacer edificar una nueva y definitiva plaza en el Retiro, el encargado de los planos y trazado fue Martín Boneo, arquitecto y marino español.

La plaza costó 42.000 pesos y fue inaugurada el 14 de octubre de 1801. Entre los hombres de mayo que concurrían se enumeran a Saavedra, Moreno y Paso.
La construcción era octogonal, con la mampostería revocada en cal, madera interior y todo lo parecido a las plazas que había en España.
Se conoce que en este lugar y a partir de las Invasiones inglesas se desarrollaron combates y las estructuras quedaron con serios problemas.
Posteriormente, y con la Revolución de Mayo en marcha y la Independencia declarada, la plaza de toros ya recorría su final. Igual en Córdoba y en otros espacios coloniales.

El 10 de enero de 1819 se hace la última corrida y posteriormente se decide la demolición de la plaza de toros y su circo mediático de la época.
Bartolomé Mitre quien fuera presidente y el fundador del diario La Nación, pronto a cumplir los 150 años de existencia expresaba: “Las corridas de toros, condenadas por la civilización, fueron abolidas por la revolución argentina, como la inquisición, el tormento y otras costumbres abusivas.

FUENTES: arcon de buenosiares, diario La Nación, otras fuentes y fuentes propias.

Caracteres: 3492


4 DE ENERO DE 1870

EL DR. BARTOLOMÉ MITRE FUNDA EL DIARIO LA NACIÓN

Producción periodística Villa Crespo Digital

6 de enero del 2011

Bartolomé Mitre nació en Buenos Aires en 1821. Fue un hombre de estado, líder militar e historiador. Mientras era joven, sus puntos de vista políticos y sus escritos le valieron la enemistad con Juan Manuel de Rosas.

Luego de ser exiliado en Chile, Bolivia y Perú, Mitre volvió a la Argentina en 1852 y participó en el derrocamiento de Rosas realizada por el General Justo José Urquiza. En 1853 Mitre fue designado Ministro de Guerra del gobierno provincial de Buenos Aires y a través de este puesto, intentó resistirse al plan de Urquiza de unir la provincia a la proclamada República Argentina.

En 1859 las tropas, bajo el mando de Mitre, fueron derrocadas por las de Urquiza y Buenos Aires se unió a la Federación. Mitre fue declarado Gobernador de la Provincia de Buenos Aires en 1860 y derrotó a Urquiza en la batalla de Pavón en 1861.

Al siguiente año fue elegido por un período de 6 años, como Presidente de la República. Desde su gobierno realizó una obra de organización (faltaba aún constituir sectores enteros del estado, como el Poder Judicial) y de progreso: extendió las comunicaciones ferroviarias, organizó la enseñanza secundaria, comenzó la preparación de los códigos.

A la vez debió vencer las últimas resistencias que el orden constitucional levantaba en las provincias. Más grave fue la guerra del Paraguay, que a partir de 1864 reclamó las energías del gobierno; la lucha no había concluido cuando Mitre dejó el poder.

En 1872 aceptó la embajada en el Brasil, pero en 1874 y en 1891 fue derrotado en la carrera para la presidencia. A su actividad de militar y gobernante se sumó la de publicista y escritor. Desterrado en Bolivia fundó el diario La Época, y ya en Buenos Aires, Los Debates, La Nación Argentina, y La Nación en el año 1870, donde puso al servicio de sus ideas una prosa sobriamente eficaz. Fue orador elocuente: su mejor pieza es el discurso de recepción de los restos de Rivadavia.

Bartolomé Mitre fue historiador: en la Historia de Belgrano y de la Independencia Argentina del año 1857 y, cuya edición definitiva se publicó en 1876-1877, sigue el proceso de crecimiento de la sociedad rioplatense, que conduce lentamente a la Revolución y examina la lucha revolucionaria y sus turbulencias.

La Historia de San Martín y de la Emancipación Sudamericana (1887-1890) explica el ideal ético-político que guió a la revolución argentina.

Bartolomé Mitre falleció en el año 1906.


4 DE ENERO DE 1938

SE INAUGURA EN BUENOS AIRES LA CASA DEL TEATRO

Producción periodística Villa Crespo Digital

6 de enero del 2011

La impulsora de esta iniciativa fue la ex cantante lírica portuguesa Regina Pacini de Alvear (1868-1942), esposa del presidente Marcelo T. de Alvear.
Esta es la primera institución del mundo que alberga a actrices y actores en su pensionado gratuito, otorgando asistencia social integral a los artistas carecientes de medios económicos.

La Casa del Teatro, institución de tanta importancia para los actores argentinos, ofrece al público la posibilidad de visitar su pequeño museo, que cuenta con dos salas, que se describen a continuación.
Sala Regina Pacini de Alvear: conserva elementos que pertenecieron a la Sra. de Alvear, creadora de la Casa del Teatro. Entre ellos, fotografías de cantantes de ópera y directores de orquestas, libros y recuerdos de su estada en Francia, como así también documentos fotográficos del comienzo de la Institución.

Sala Carlos Gardel: exhibe documentos personales, fotografías, objetos, cartas y ropa del inolvidable cantor, donados por la esposa de su administrador, Armando Delfino.

Además, fuera de las salas se exponen premios recibidos por Iris Marga, recordada y querida ex presidenta de la Casa del Teatro, y muchas fotografías de artistas argentinos.

DIRECCIÓN: AV. SANTA FE 1243 – CIUDAD DE BUENOS AIRES – ARGENTINA
TELÉFONO: (01) 4811-7678
HORARIO: VISITAS GUIADAS DE LUNES A JUEVES, SOLICITAR TURNO POR TELÉFONO.

FUENTES: varias.

Caracteres: 7533

 

Página principal

MAPA DEL SITIO

contador

my widget for counting
contador