14 Junio, 2016 15:21
MEDIOS DE TRANSPORTE - AUTOPISTAS INTELIGENTES
 
 

 

AHORA A LOS FERROCARRILES LES OPONEN ¨AUTOPISTAS INTELIGENTES¨



El ferrocarril una cuestión nacional en el marco del 60 aniversario de su nacionalización

Este trabajo fue entregado el 7 de agosto del 2008.

30 de junio del 2011

Este es un proyecto de ley que está en Diputados y cuenta con el aval de organizaciones sociales de diferente envergadura.

Por Elena Luz González Bazán * especial para Villa Crespo Digital

7 de agosto del 2008

Se vuelve de cualquier lugar menos del negocio y el ridículo.

El proyecto de las autopistas inteligentes no sólo es costosísimo, sino que supera en diez veces lo que se invertiría en el tendido de un kilómetro de vía férrea, 220.000 dólares por kilómetro de vías contra dos millones por kilómetro terminado de autopista. Sin más comentario.

Sobre el final del informe nos dicen que la recaudación del IVA por la RFA se reinvierte en red ferroviaria. Uno se debe preguntar, ¿alguien puede suponer que la competitividad que nos han impuesto y que ha existido en estas décadas para destrozar y destruir los Ferrocarriles Argentinos y aplastarnos con el auto transporte automotor hará semejante acto de arrojo: recuperar los Ferrocarriles?

No podemos entrar en semejante engaño, lo real y nada maravilloso es que sobre finales del 2007 ya la CEDOL, la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos estimaba que el crecimiento del 7% al 8% en su actividad logística era una realidad, pero la seria falencia estaba en las carreteras.

Sólo como un análisis con sentido común, con conocimiento histórico y no callar ante tanta falacia citamos el trabajo de MORENO- Rosario, publicado en info.Moreno-Rosario, de autoría de Mauro Emiliozzi, que no tiene desperdicio:
¨Con "autopistas inteligentes" nos toman de estúpidos¨

¨Ha comenzado a circular por Internet una campaña de firmas que acompaña a un proyecto de ley -que ya cuenta con estado parlamentario- y que propone crear una "red de autopsias inteligentes, libres de peaje y la rehabilitación del ferrocarril". Con un gran despliegue de diseño, un grupo de empresas privadas capitaneadas por la Fundación Metas Siglo XXI, nos ofrecen "la solución para las muertes en las rutas".

Luego de una primera aproximación, comienzan a surgir las dudas. Es decir: No somos tan estúpidos

Nos hablan de caminos "libres de peaje", sin embargo, el modelo de gestión propuesto implica una cuantiosa inversión privada. Sabemos que las empresas privadas nunca invierten por filantropía. ¿Qué es lo que esperan recoger entonces como beneficio? Ni más ni menos que una "Tasa Vial" de dos centavos por litro de combustible, que será recaudada por las petroleras y depositada en las cuentas del concesionario. Esto, según el propio proyecto resulta "de naturaleza jurídica idéntica al peaje directo" (¿no era que se eliminaba el peaje?) y por tal motivo se lo denomina "peaje indirecto". Según los cálculos de la propia Fundación, estamos hablando de un negocio de dos mil millones de dólares, que según nos informan, "no ingresan jamás en ningún circuito estatal para extirpar de raíz el crónico desvío de fondos".

Entre las empresas y sectores políticos y sociales que apoyan este proyecto se encuentran la Sociedad Rural, el grupo Pampa Sur, Loma Negra, el PRO de Mauricio Macri, la UCR (a través de Ignacio García Hamilton), la aseguradora HSBC, el Banco Santander Río, el Movimiento Popular Neuquino de Felipe Sapag y la Coalición Cívica.

La explicación a todo este embrollo es muy simple: La Fundación Metas Siglo XXI nos propone "grandes metas públicas no ideológicas". ¿Es otra vez el cuento del fin de la historia y la muerte de las ideologías? Así es, pero ahora son ellos mismos quienes nos anticipan un final que ya conocemos: entre los principios de esta Fundación está el "demostrar que aplicando los principios de una economía solidaria de mercado, dentro del marco de la democracia liberal, es posible lograr, especialmente en la República Argentina, eliminar la miseria…"

Las primeras dudas se van disipando, y va quedando claro que este conjunto de empresas y organizaciones, bajo la fachada de una campaña de "participación ciudadana" nos piden en realidad que seamos promotores de sus negocios privados, al margen del Estado y a costa siempre del interés público¨.

Como reflexión, luego de leer este trabajo afirmar: No sólo creen, como afirmaba María Elena Walsh, que somos un país de jardín de infantes, sino que están convencidos que todos estamos por ingresar al primario.

Sólo además, agrego, que en cuanto a las especificaciones político-técnicas-operativas sugiero consultar los trabajos de Juan Carlos Cena: El tren Bala un despropósito anunciado tres veces tres y Un Balance Necesario parte V, más el trabajo que está elaborando y que podrán leer próximamente.

Luego del derrocamiento de Juan Domingo Perón, el 16 de septiembre de 1955, comenzó la ofensiva sobre los ferrocarriles, una avanzada que tardó casi cuatro décadas en lograr su cometido: destrucción total de la red ferroviaria más importante de América Latina.

La avanzada del auto transporte automotor fue constante, con la colaboración cipaya de todos los gobiernos, salvo honrosas excepciones. Por intereses económicos, el ferrocarril fue la presa codiciada y deseada, porque Argentina, igual que México y Brasil son países de grandes extensiones, voracidad mercantilista de los dueños corporativos de las grandes empresas constructoras de camiones y ómnibus de pasajeros.

No podemos creer ni por las tapas que invertirán un solo centavo en la reestructuración del Sistema Nacional Integrado de Transporte Ferroviario, Industrias y Comunicaciones. Todo es un gran manto cargado de falacias para encubrir grandes negocios.

Sobre el tren bala y el supuesto financiamiento por parte de los operadores extranjeros, afirmación realizada por la presidenta en su primera conferencia de prensa, el 2 de agosto del 2008 en Olivos, no remite hacer más que un comentario: creo que le faltan buenos asesores, herencia pesada si las hay. Porque convengamos que la presidenta desconoce casi todo sobre ferrocarriles en nuestro país. No tiene obligación de saber todos los temas. Si, de rodearse de sentido común que beneficien a la nación que padece grandes necesidades.
Por otro lado vale una reflexión. Para este proyecto también se juntan firmas. La verdad que estas juntadas de firmas no llevan a ningún lugar, la historia de estas recolecciones de firmas lo demuestra. Para nosotros desde el MoNaReFA y de otros espacios que defienden el regreso del Tren, seguiremos trabajando para que se conozca en su real dimensión lo que es un SISTEMA INTEGRADO DE TRANSPORTE FERROVIARIO, INDUSTRIAS Y COMUNICACIONES, donde se busca la complementariedad con todos los servicios de transporte y no la irracional y comercial competitividad que ha hecho de la Argentina un país con uno de los índices más elevados en siniestros, muertes, polución, agresión al medio ambiente, fletes costosos y mantenimientos aún más caros.
Porque pensamos como Juan Montalvo.

Compatriotas,
"La solución a los males de la patria
está al alcance de nuestras manos,
nuestra es la decisión,
nuestra la solución,
nuestro el futuro.
Es hora de liberar
nuestra patria secuestrada.

Para finalizar dejarlo a Mark Twain: 'A veces me pregunto si el mundo está siendo gobernado por personas inteligentes que nos están embromando,
o por imbéciles que hablan en serio'.

" Secretaría de Prensa del MONAREFA -MOVIMIENTO NACIONAL POR LA RECUPERACIÓN DE LOS FERROCARRILES ARGENTINOS

" FUENTES: La Nación, página 22 del 7 de agosto del 2008, Info Moreno blog del 7 de agosto del 2008, Villa Crespo Digital, notas sobre Ferrocarriles de Juan Carlos Cena.

Vínculos a las notas:

TREN BALA

Por Juan Carlos Cena especial para Villa Crespo Digital

25 de enero del 2008

 

REORDENAMIENTO FERROVIARIO PARTE I

REORDENAMIENTO FERROVIARIO PARTE II

COLAPSO EN EL SISTEMA DE TRANSPORTE NACIONAL


Caracteres: 7.800

relojes web gratis

Página principal

MAPA DEL SITIO

Usuarios Online    

my widget for counting
contador

BALANCE 2007 DEL ESTADO DE LOS FERROCARRILES
UN BALANCE NECESARIO V

El ferrocarril una cuestión nacional

'A veces me pregunto si el mundo está siendo gobernado
por personas inteligentes que nos están embromando,
o por imbéciles que hablan en serio'.

Mark Twain

Por Juan Carlos Cena* especial para Villa Crespo Digital

25 de diciembre del 2007

Lo que no dicen en toda esta cháchara verborrágica es como se alistan y se proyectan los diferentes elementos que componen ese conjunto de miembros cartelizados, que constituyen la industria del transporte automotor. Veamos someramente como se preparan estos sujetos que representan al transporte automotriz. Es dable señalar que actúan con absoluta certeza, porque les han dado seguridad de que sus inversiones florecerán.

Ellos, los cartelizados, dicen que de acuerdo a sus proyecciones hasta el 2010 la carga total de la Argentina aumentará un 77%. Los nodos más comprometidos será el puerto de Buenos Aires y el paso Cristo Redentor. El 90 % de las empresas exportadoras argentinas prevé que sus ventas al exterior crecerán a una tasa anual de entre el 10 y el 12 %, según un trabajo del Banco Mundial. La Nación Transportes y Servicios 31-07-07.

La Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL) - Cargadores, estiman un crecimiento del 7% al 8% en su actividad logística. Afirman que el problema que más los preocupa es la infraestructura, es decir las carreteras. El Estado debe hacer más rutas, es una cuenta pendiente.

Previendo esta demanda, en base a esta perspectiva de las empresas transportistas, las industrias del transporte automotor (fábricas) invierten en expansión, para aumentar la productividad. La Empresa Volvo, por ejemplo, fabricantes de camiones y colectivos, invertirá para ampliar sus instalaciones US$ 5.5 millones.

Por otra parte la firma Scania promociona sus nuevos camiones series, P, G, y R. anunciando a la vez nuevas unidades que lanzará al mercado. Por otro lado, los representantes de las fábricas de autos informan que para el año que viene, estiman que van a fabricar 580.000 autos. Hay que imaginarse todos surcando el territorio nacional, por las mañanas las ciudades invadidas por estos artefactos metálicos, sembrando smog, ruidos, bocinazos, accidentes, más, la dilapidación de combustible.

Veamos algunos efectos externos de esta invasión, muy brevemente:
Los efectos externos son siempre superiores en el transporte automotor en relación a los que produce el ferrocarril:
- A igual cantidad de transporte de pasajeros y de cargas, el transporte automotor precisa: entre 10 y 14 veces más espacio vial que el ferrocarril.
- Emplea 4 a 5 veces más combustible que el ferrocarril
- Produce 50 veces más muertos y heridos por accidentes que el ferrocarril.
- Contamina entre 44 veces más que el ferrocarril.
- Produce más congestión, estrés y ruidos que el ferrocarril.
Fuente: Cifras obtenidas de documentos oficiales del gobierno de los Estados Unidos: "Final Report on Federal Highway con allocation study y "Nacional Transportation - Policies Thrugh - 2000-

A pesar de estas consecuencias los carteles preparan la invasión. Esto es sólo una muestra de como se alistan los integrantes de la Industria del Transporte Automotor (Transportistas y Fabricantes). Estos, para invertir, deben de tener garantías totales de que los ferrocarriles en la Argentina seguirán así, paralizados. Los trenes de pasajeros que conectaban regiones, ciudades y poblados con la diversidad de servicios, continuarán detenidos. Hay que viajar en ómnibus, así aumentan los accidentes viales. Con respeto a la carga, del mismo modo, con flete que varia entre un 38% y un 40% más caro que el acarreo en ferrocarril. No importa esa diferencia porque la pagamos en las góndolas.
Entonces, podemos inferir que los anuncios desde el atril solo han sido un gran engaño, se nos estuvo mintiendo, y como esto es la continuidad de lo que se va, nos seguirán engañando con anuncios y más anuncios, ahora, de obras faraónicas. Pero, los que sí dicen la verdad son los cárteles de la Industria del Transporte Automotor a través de sus proyectadas inversiones y hay que tenerlos en cuenta.

Alberto Fernández, Jefe de Gabinete, le decía al diario La Nación 19/12/04, toda una verdad que desmentía, en la práctica, los anuncios faraónicos del atril, o no, es decir, era parte de la política del doble mensaje: "No somos estatistas. Y no lo somos, no sólo por ideología, sino también por razones practicas. (...) Queremos que las empresas estén en manos privadas, y mejor aún sin continúan en las manos actuales…"

Con estas declaraciones santificaba a los concesionarios de los ferrocarriles y les aseguraba a los cárteles la continuidad del desastre ferroviario. Todo un pronunciamiento, no mintió. A esta dualidad discursiva el ex - presidente de la nación la legitimó siempre.

Me es inevitable destacar, en este arqueo, que lo dicho por el Ministro y los embustes del atril han sido avalados por los sindicatos ferroviarios, legitimaron la dualidad y la mentira. A eso hay que agregarle el silencio de la prensa seria, como la de nuestros políticos cipayos que durante la campaña electoral no se les cayó una sola idea sobre el tema del transporte en general y menos sobre el ferrocarril, aunque fuera pueril. Se les tiene prohibido opinar, la salida laboral que deviene de ser un posible elegido los inhibe, tienen obediencia debida. Es la verticalidad del progresista eunuco.

Alberto Buela, en su artículo El progresismo y su falta de proyecto nos dice: "Kirchner gobernó durante cuatro años Argentina sin esbozar o siquiera enunciar cuales eran las tres o cuatro ideas fuerza de su proyecto político"...
…"Esto es así, porque el progresista es su propio proyecto. El se instala siempre en el futuro pues ha adoptado la vanguardia como método"… "Nadie ni nada puede haber delante de él, de lo contrario dejaría de ser progresista. Así se explica que el progresista no se pueda dar un proyecto de país ni de nación porque éste se ubicaría delante de él, lo cual implica y le crea una contradicción"… "Así como nadie puede dar lo que no tiene, el progresista no puede darse ni darnos un proyecto político porque él mismo es su proyecto político"… "En una palabra, la falta de proyecto político del progresismo es su proyecto, siempre dependiente, nunca liberador" Red nacional y popular de noticias Nac&Pop.

Desde el Mo.Na.Re.FA hemos denunciado todas estas falacias. Seguimos afirmando que nuestros Ferrocarriles Argentinos deben ser una herramienta para el crecimiento y desarrollo del país, y ese instrumento tiene que ser reconstruido, con la participación de todos; en este caso, de acuerdo a nuestras verdaderas necesidades nacionales, y no a las necesidades del imperio colonial. Cuestión que debemos pensar, además de que Estado debe llevar a cabo esa magna tarea; todo en el marco de un proyecto de país que merezca ser vivido con dignidad, o la de continuar siendo una colonia. La recuperación del ferrocarril en manos del Estado tiene que ver con su reconstrucción y en ese transito volver a redefinir sus estructuras, como el redimensionamiento de sus redes, trochas, operatividad descentralizada, desarrollo independiente tecnológico para poder así erigirnos como un país independiente y soberano.

Hemos repetido siempre que el Estado y las Empresas Estatales son instrumentos para defender el Patrimonio Nacional. Dependerá en manos de quienes están esos instrumentos, para que sean utilizados para una mayor dependencia o para la Liberación Nacional. La Empresa Ferroviaria que nosotros proponemos y necesitamos debe ser: Propiedad del Estado, moderna, monopólica y eficiente, democratizada y desburocratizada, sin compartimientos estancos, con regionales o zonas que tengan auténtico poder de decisión. Debemos volver a reconstituir el Sistema Integrado de Transporte Ferroviario de Industria y Comunicaciones que perversamente destruyeron.

El Sistema Integrado de Transporte Ferroviario, Industria y Comunicaciones, es el único sistema generador de fuentes de trabajo, del restablecimiento de las conexiones entre poblaciones y el único que les puede dar vida nuevamente a los pueblos abandonados. Todo el mundo habla del Producto Bruto Interno, alguien se preguntó ¿cuál es el déficit bruto interno?
Este proceso de concesión, que se implementa como política de Estado para los ferrocarriles es para reflexionar. ¿Cómo se organiza esta sociedad fragmentada y se construye una sólida organización que permita generar políticas de Estado desde abajo? Donde participen ferroviarios, usuarios, cargadores, habitantes de los pueblos desamparados por la falta de ferrocarril, generadores de las economías regionales, campesinos, estudiantes, intelectuales, sindicatos, organizaciones de todo tipo, como asambleas barriales, de localidades, clubes, cooperativas. Es nuestra responsabilidad, como ferroviarios, ser los convocantes de este emprendimiento organizativo.

En el subsuelo de la patria, como decía Raúl Scalabrini Ortiz ocurren otras manifestaciones. No todo es silencio y quietud, pasajeros, maestros/as, vecinos/as, trabajadores/as ferroviarios/as, desocupados/as y ocupados/as, profesionales, estudiantes que se organizan por fuera de organizaciones tullidas. Creando sus propias estructuras organizativas y de información.
De la misma manera, un imperceptible temblor sube por los talones sensibles de los pobladores que viajan; sensación adquirida de tanto caminar por los andenes de las estaciones en busca del tren perdido, atrasado, o anulada su partida. Ni aroma ni temblor percata esta clase política y gremial mediocre. Nunca entendieron los fenómenos de Haedo y Plaza Constitución.

Es que la furia que desató el hartazgo no puede comprenderse si no se posee un grado de sensibilidad que tenga que ver con lo social, con el bienestar del pueblo, es decir: del otro. Pero los políticos mediocres no tienen olfato. Es que…"La vulgaridad es el blasón nobiliario de los hombres ensoberbecidos de su mediocridad, la custodian como al tesoro el avaro". J. Ingenieros. El hombre mediocre.

Comprendiendo esta situación, todos, debemos dejar de ser invisibles espectadores y ser protagonistas para concretarnos y salir de la invisibilidad, porque se es visible, solamente, cuando se lucha.

La Soberanía Nacional no es una consigna simplista, tiene que ver con un proyecto de Nación donde los ferrocarriles cumplen un rol fundamental en su desarrollo. Como las demás empresas concesionadas, los ferrocarriles son parte de la Deuda Interna y la queremos cobrar. El pago de la Deuda Externa es igual al Déficit Bruto Interno Nacional.

*Juan Carlos Cena - Miembro fundador del Mo.Na.Re.FA - Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinos.