MEDIOS DE COMUNICACIÓN - MOVIMIENTO OBRERO - BUENOS AIRES HERALD
 

 

 
 
 
 
 

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

CIUDAD

PAÍS

 

 

EL BUENOS AIRES HERALD

CONFLICTO LABORAL Y VENTA DE SUS ACTIVOS

Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital

17 de mayo del 2011

El 11 de mayo pasado el personal del diario Buenos Aires Herald cumplió el tercer día de paro por la recomposición salarial.
En su comunicado los trabajadores del diario informaban que habían extendido la medida de fuerza desde el lunes 9 al miércoles 11.
El diario pertenecía al grupo AmFin, propietario del diario Ámbito Financiero

El Buenos Aires Herald, el único matutino en lengua inglesa de circulación nacional, es uno de los pocos medios centenarios de la Argentina, y obtuvo un merecido prestigio internacional por su labor en defensa de los derechos humanos durante la última dictadura militar, se sostiene en el comunicado que acompaña la organización gremial afirma la UTPBA.

El paro del lunes y martes contó con un acatamiento mayoritario de los trabajadores de prensa, tanto periodistas como administrativos. La empresa logró sacar a la calle una edición de emergencia, realizada por los cuatro miembros de mayor jerarquía de la redacción.

La medida adoptada por los trabajadores del Buenos Aires Herald es en reclamo de una recomposición salarial (atrasada desde 2009), cumplimiento de las normas que regulan el sector y mejores condiciones de trabajo.
Por otro lado, dicha decisión por parte de los trabajadores se adoptó luego de más de dos meses de infructuosas negociaciones ante el Ministerio de Trabajo, de siete días en estado de alerta y progresivas medidas de fuerza. Ante todo intento de destrabar el conflicto con AmFin, los trabajadores del Buenos Aires Herald se toparon constantemente con la intransigencia del grupo empresario, que continúa negándose a atender reclamos básicos.

La patronal de Ámbito ofreció un aumento irrisorio del 13 por ciento, este es el aumento otorgado a los trabajadores de Ámbito Financiero que no cubre ni la mitad de la inflación real proyectada para este año, y por supuesto, no se acerca a una recomposición salarial frente al deterioro de años y años, con solamente sumas fijas no remunerativas. Por otra parte, mantiene la amenaza de despidos e inclusive el cierre del diario frente a la legitima medida de fuerza realizado por los trabajadores, a modo de extorsión para quebrar sus reclamos, concluyen.

Desde la Naranja de Prensa se critica fuertemente a la UTPBA porque ha ido a la rastra, afirman, rastra de los acontecimientos. No movió un dedo para lograr un aumento salarial superior y ahora vuelve a seguir su política de “acompañar el conflicto”, en vez de poner los recursos del sindicato al servicio de la lucha de los compañeros. Por el contrario, juega un rol desmoralizante y de aislamiento.

POR LAS/LOS TRABAJADORES DEL HERALD
DE ROBERTO COX A ESTA REALIDAD

Los tiempos cambian. El Buenos Aires Herald, prestigiosa institución de la prensa de Buenos Aires que en tiempos de la dictadura defendió con valentía los derechos humanos incluso a costa de la persecución y el exilio de sus directores, hoy, adquirido desde 2008 por el grupo AmFin (Ámbito Financiero), sigue promoviendo la decadencia del diario iniciada por Gabriel Mysler hace una década, mediante la explotación de sus trabajadores, vergonzosas condiciones de trabajo, la postergación permanente del diálogo constructivo, y la violación descarada de las normas vigentes, instaurando un clima de intimidación, provocando el éxodo de periodistas y poniendo incluso en peligro la viabilidad misma de esa fuente de trabajo.

En 2011, en la negociación paritaria ante del Ministerio de Trabajo, los trabajadores de prensa reclamaron un 35% de recomposición en salarios y colaboraciones, garantía de un piso salarial para el cargo de aspirante, hoy de apenas $2300 netos (con sueldos devaluados respecto de 2008 debido a la renuencia de la empresa a acordar una actualización razonable por inflación durante 2009 y 2010), y mejora en las condiciones laborales.

Los hechos

Desde las sucesivas “reestructuraciones” que comenzaron en 1997, del casi centenar de personas que producían el diario, hoy quedan unas 30. Se echaron secciones enteras (diagramación, fotografía, etc.) y se diezmaron las restantes. Hace años que no se categoriza adecuadamente a los periodistas, a pesar de que año tras año se pide la recategorización según tarea (individualmente, colectivamente y ante el Ministerio de Trabajo).

Desde que los actuales propietarios administran el diario, los trabajadores del Buenos Aires Herald sufrieron muchos cambios en su rutina laboral. Tuvieron que abandonar el edificio de la calle Azopardo 455 y mudarse al edificio de Ámbito Financiero, en San Juan y Paseo Colón, en donde se les destinó un entrepiso inadecuado para el trabajo. Los equipos son obsoletos, las sillas están rotas y el sistema de ventilación forzada y calefacción no es adecuado, por lo que los trabajadores sufren recurrentemente enfermedades provocadas por el calor excesivo en invierno y el frío en verano.

Ante los lógicos reclamos, la respuesta de la empresa ha sido simplemente hacer caso omiso de ellos. El acuerdo salarial de 2008 venció en diciembre de ese año. Cuando se realizó la mudanza, inmediatamente se derogaron el refrigerio, la cena y las fichas de café, lo que de hecho constituyó una rebaja salarial.

Detrás, se apilan equipos obsoletos que no son reemplazados por nuevos cuando se rompen En marzo de 2009, debido a la inflación de 2008, los trabajadores del Buenos Aires Herald solicitaron una recomposición salarial del 25%. La empresa primero postergó el diálogo con toda clase de pretextos y luego directamente se negó.

En julio, los trabajadores presentaron entonces el pedido ante el Ministerio de Trabajo (más el listado de problemas a solucionar dadas las condiciones laborales). La empresa siguió negándose a dialogar, por lo que se convocó a un paro.

El día anterior a esta medida, la empresa pidió que no se realizara el paro porque existía el “riesgo de que Vignatti cerrara el diario”. Los trabajadores decidieron levantar la medida y seguir ejercitando la paciencia. En septiembre de 2009, a nueve meses de haber vencido el acuerdo anterior, la empresa otorgó una suma fija no remunerativa de $250 en concepto de recomposición salarial anual por inflación.

En 2010, los trabajadores solicitaron 35 por ciento de incremento: 10 por ciento por el retraso del año 2009, y 25 por ciento para el año 2010. La empresa ofreció 200 ó 300 pesos (según el nivel salarial) a partir de junio, y volver a conversar en agosto, lo que fue aceptado.

Luego de varias e infructuosas audiencias en el Ministerio, recién en septiembre de 2010 la empresa ofreció 6% (y se negó tozudamente a pagar el retroactivo al 1° de agosto) y un 7% a partir de enero de 2011. Se esperaba que en marzo de este año (al retomarse negociaciones) se reconociera el enorme atraso producido en forma unilateral por la empresa, con maniobras de todo tipo, y se comenzara a hablar seriamente. Ante la decisión de la empresa de no ofrecer una recomposición adecuada, los trabajadores votaron en Asamblea convocar a un paro para el lunes 9 de mayo.

El argumento que la empresa esgrime para no recomponer los salarios es una supuesta “crisis” que no se condice con la situación real. La empresa manifestó públicamente que “mientras todas las empresas de medios despiden gente o se achican, nosotros crecemos y abrimos nuevas plantas de impresión en el interior del país.” En resumen, lo que los trabajadores reclaman es que se cumplan las leyes del sector, que se ajusten los sueldos a la realidad inflacionaria y que se brinden respuestas ante una serie de situaciones de maltrato laboral.

Ilegalidades de AmFinDesde que AmFin compró el Herald, las jubilaciones de los empleados figuran en rojo en Misaportes.com de la ANSeS. Situación que genera que los mismos no puedan solicitar créditos, firmar contratos de alquiler, entre otras transacciones, además de no contar con la seguridad de una jubilación.

Otra situación irregular es el pago fuera de término de los aportes de obra social. Los trabajadores que derivan el pago de obra social a una empresa de medicina prepaga tienen que abonar los meses atrasados de su propio bolsillo, una suma que se descuenta en los meses en que la empresa sí abona, lo que implica engorrosos trámites.

Esta situación se sostiene con amenazas abiertas de cierre del diario, de despidos y arbitrariedades e ilegalidades cometidas con impunidad como negarse a otorgar las categorías según la tarea efectivamente realizada (Convenio art. 7, 23, 24, 37; Estatuto art. 23, 24), negación de los 15 días por examen (Convenio art. 22), deficiencias en cuanto a higiene y seguridad (Convenio art. 32) y ambiente de trabajo (Convenio art. 33), inexistencia de pago de horas extras (Estatuto art. 34), rebajas de remuneraciones e impuntualidad en los pagos (Estatuto art. 44, 69), etc.


VENTA DEL BUENOS AIRES HERALD

Este domingo 16 de mayo, en el diario La Nación apareció la noticia que el Buenos Aires Herald fue vendido al grupo económico encabezado por el empresario Sergio Spolski, que edita el diario Buenos Aires Económico (ex BAE, de Daniel Hadad), y las revistas Veintitrés, Siete Días y Newsweek en español.
Sergio Spolski adquirió el 97 por ciento del paquete accionario, según informó en el fin de semana en la portada del periódico fundado en 1876.
La información, titulada en inglés y en español, "A nuestros lectores", señala que la operación no modificará la línea editorial del periódico y confirmó la continuidad de su actual editor, Michael Soltys, al frente de la redacción.
Por su lado, se sostiene que tanto redactores y empleados del Herald tendrán continuidad laboral, así como a levantar el recurso preventivo de crisis, presentado en el Ministerio de Trabajo.
El editor y periodista Andrew Graham Yooll presentó su renuncia al cargo luego de 40 años vinculado al periódico. Graham Yooll se fue "agotado y con una sensación de enorme fracaso". El editor no confirmó a este diario la inminente venta, aunque admitió que las versiones al respecto eran fuertes, afirma la periodista de La Nación.

También Graham Yooll confirmó que la redacción del Buenos Aires Herald llevaba un tiempo en conflicto.
Por otro lado, se afirma que varios periodistas que firman como integrantes de la redacción del diario expresaron que no existe conflicto gremial alguno con el Herald, y señalaron que, de ser admitido, el recurso de crisis "permitiría el despido de empleados de todas las secciones con el pago de media indemnización".

Y concluyen que con ese recurso, el diario habría aceptado -según la carta- que "es inviable" desde la Guerra de las Malvinas, debido a "la casi extinción de los ingleses en el país y a la concesión de un 15 por ciento de recomposición salarial en 2006, tras 10 años de congelamiento".

FUENTES: La Naranja de Prensa, UTPBA, Los trabajadores del Herald, La Nación.

Caracteres: 10.888

Anterior

Página principal

Usuarios Online  

 

 


 
 
21 Octubre, 2012 13:34