26 Septiembre, 2016 13:19
MEDIOS DE TRANSPORTE - GLIFOSATO Y EL FERROCARRIL
 
 

 

GLIFOSATO Y EL FERROCARRIL

UNA EMPRESA AL SERVICIO DE LA GANANCIA MÁXIMA


Esta investigación fue publicada por primera vez el 9 de abril del 2006, y luego en numerosos portales y reportajes realizados a su autor.

La entregamos nuevamente completa y con el enlace a la nota original.

22 de abril del 2012

Estados Unidos utilizó en Vietnam el agente naranja para deforestar la selva, era una acción canallesca. Ahora TBA utiliza glifosato para desmalezar las vías

Estados Unidos y TBA de Norte a Sur: La misma acción criminal

Por Juan Carlos Cena especial para Villa Crespo Digital

17 de abril del 2006

Increíble, uno debe poseer una infinita capacidad de asombro, porque como se puede apreciar, la problemática del TBA (Trenes de Buenos Aires), es una cuestión de nunca acabar. A dos días del accidente en Haedo, y luego de escuchar diversas acusaciones tanto a compañeros ferroviarios, como a supuestos e invisibles saboteadores, instigadores, subversivos, todas malévolas organizaciones, esta empresa continuó con su derrotero plagado de peligros y violaciones normativas: atrasos, cancelaciones y descarrilamientos que cubren todas sus zonas: hasta la semana pasada en Estación Castelar, cuando se asomó el fantasma del haedazo.

Como los siete jinetes del Apocalipsis, el TBA, continúa su itinerario sin inmutarse; sin recibir amonestación alguna por parte de Estado. Empresa regenteada por la familia de Don Cirigliano, además, accionistas mayoritarios y socios de otros emprendimientos que tienen que ver con los subsidios...

Hoy, podemos decir con total certeza que esta empresa genera múltiples perturbaciones a la sociedad. ¿De qué privilegios goza para no dar tranquilidad y seguridad a los usuarios y ciudadanos, vecinos que viven a la vera de los rieles? Creo que la señora impunidad tiene que ver con esta inmunidad y despotismo empresarial. Ya veremos.

Hoy nos sorprende, en forma abusiva e ilegal, con una acción cometida de suma gravedad. Rayana en lo criminal. Actúa con un desprecio absoluto por el otro, mejor dicho por los otros. Cuestión que tiene que ver en forma directa con los Derechos Humanos. Porque los empresarios en general, y estos en particular, dicen: Hay que ahorrar en la contratación de la peonada, en este caso para desmalezar las vías, y para ahorrar y agrandar el margen de ganancia, hay que apelar a todas las formas para lograrlo, y si son ilegales, no importa, “las haremos legales a través de la magia de los amigos, además, somos parte del Estado”, piensan.

La concesionaria de trenes de pasajeros TBA ha tirado, en las áreas suburbanas y urbanas, glifosato para desmalezar las vías en las líneas Retiro-Mitre, Retiro -Tigre, Retiro - José León. Suárez, y el ramal que va a Santa Fe, menos en la línea Sarmiento. En la verificación se ha podido observar y luego comprobar que, no solamente, sobre las vías se fumigó con glifosato, sino en las zonas laterales donde ha dejado franjas “desérticas” (terminología utilizada por los Agrónomos)

Como los yanquis en Vietnam, cuando los Estados Unidos arrojaban sobre el territorio de la República Vietnamita el Agente Naranja{€{ para desforestar la selva, matando flora, fauna, envenenando ríos y seres humanos; aquí en el otro confín y sin guerras de ocupación, la empresa concesionaria TBA ha utilizado el glifosato para desmalezar las hierbas que crecen al costado de las vías, utilizando los mismos métodos que los yanquis...

Tan es así, que la Municipalidad de San Isidro, zona densamente poblada, ha enviado una carta documento a la empresa TBA como un inicio de protesta pidiendo explicaciones a tanta barbaridad. Del mismo modo la Municipalidad de Vicente López denuncia que el glifosato ha alcanzado a dos ombúes con más de ciento cincuenta años y se han secado, fuera de otros árboles, flores y plantas en general. Además está contaminando al vecindario, en consecuencia, requieren explicaciones por las consecuencias, donde sostienen que entienden son nefastas...

Es de imaginar que si esa fumigación dejó partes desérticas y secas, a dos centenarios árboles, los daños que debe haber causado a los seres humanos: vecinos, transeúntes, niños, trabajadores, los propios fumigadores, a la flora y a la fauna del lugar por donde se fumigó, son incalculable. Veamos.

La introducción del glifosato viene de la mano del cultivo de la soja transgénica. Para cultivarla los agricultores deben limitarse a usar un solo herbicida: el glifosato comercializado principalmente por la empresa Monsanto, una multinacional de EEUU con el nombre Rounddup.”La Agencia estadounidense de Protección al Medio Ambiente (EPA, detalla los efectos nocivos para la salud que podrá provocar la exposición a fuertes dosis de ese producto: “a corto plazo congestión pulmonar, aceleración del ritmo respiratorio, y a largo plazo “daños renales, efectos sobre la reproducción” Fuente: Pierre-Ludovic Viollat-Le Monde Diplomatique-abril 2006.

“Jorge Kaczewer, un médico de Buenos Aires, señala los peligros de esa sustancia. Luego de haber compilado durante años las investigaciones científicas que analizaron los efectos negativos del glifosato sobre la salud, confeccionó una lista que pone a disposición del público. Entre los síntomas de intoxicación con el herbecida señala: “irritaciones de la piel y de los ojos, náuseas y aturdimiento, edema pulmonar, baja presión, reacciones alérgicas, dolores gastro-intestinales, pérdidas importantes de líquido gastro-intestinal, vómitos, desmayos, destrucción de glóbulos rojos, electrocardiogramas anormales, daños o disfuncionamiento renal” Fuente Le Monde Diplomatique - abril 2006.

En los Estados Unidos el glifosato ha sido reclasificado por la Agencia de Protección Ambiental EPA, en la clase II, altamente tóxico. La Organización Mundial de la Salud lo ha encontrado extremadamente irritante y tóxico. Se ha prohibido su uso.

Al principio, este herbicida era esparcido por medio de aviones, por lo cual sobrepasaba el límite de las parcelas y afectaba una zona aledaña. Hoy en día la aplicación se hace con maquinarias terrestres, pero los fumigadores trabajan sin los medios adecuados, produciéndoles llagas y excoriaciones. Igualmente contamina el medio ambiente, este producto es arrastrado por el viento (deriva) Al aplicar el plaguicida la deriva es inevitable, depende de varias circunstancias, entre ellas las formas de aplicación, terrestre o aérea; la velocidad del viento, entre otros factores.

La impunidad que goza TBA, por parte de las autoridades del Poder Ejecutivo, es indescriptible e inexplicable, ¿o sí? Desde antes de la explosión popular en la Estación Haedo por el hartazgo de los pasajeros, hasta la fecha, no se le conoce sanción alguna por parte de los órganos de aplicación al TBA, por el incumplimiento de los contratos, reglamentos, verificaciones en las cuestiones de seguridad…y así de seguido. Colocar presos y judicialización. Eso sí, sí se conoce -por cifras oficiales- de los subsidios otorgados y los privilegios que goza.

Empresa TBA, amonestada por todas las formas por otros organismos como la Defensoría del Pueblo de la Nación, por el estado calamitoso que se encuentran las empresas ferroviarias metropolitanas concesionadas.

La Defensoría del Pueblo, de la Ciudad de Buenos Aires, efectuó un relevamiento sobre el funcionamiento y estado de los trenes en las estaciones de Retiro, Constitución, Chacarita y Once, los resultados fueron contundentes:

El defensor adjunto de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad consideró que “hace falta un rol más contundente de los organismos de control, en este caso de la CNRT y, del gobierno Nacional, que tiene que poner los puntos sobre las íes acerca de que tipo de servicio deben brindar las empresas de acuerdo con lo que se comprometieron en los contratos de privatización” (...) “Nos sobran argumentos para decir porque algunas empresas no cumplen con lo que deben cumplir”.

El fiscal nacional de Investigaciones Administrativas, Manuel Garrido, denunció al funcionario secretario de Transporte Ricardo Jaime por presuntas irregularidades en su gestión. Se lo acusa de haber pagado de más por la remodelación y reconstrucción de 120 vagones del F.C. Belgrano Norte. Debemos salvar el término, no son vagones, sino coches de pasajeros de la zona suburbana.

En otro reclamo, el defensor del Pueblo de la Nación denuncia que las empresas concesionarias violan permanentemente los derechos humanos por el pésimo servicio prestado. Y continúa largamente la enumeración de falencias en la prestación de los servicios. La empresa TBA, con la impunidad que goza por el no control por parte de los órganos de aplicación de los contratos suscritos, ya sea la CNRT y/o Secretaría de Transporte dejó de otorgar el beneficio del descuento de un 13% sin consulta y, en forma autoritaria. Estos organismos de control no emitieron ni un quejido protestatario como diciendo: ¡Acá estamos!

Pero apareció una vez más el defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, que intimó a la Comisión Nacional de Regulación del Transporte para que ordene a la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) restituir los precios de los abonos a los valores previos al aumento del 13 por ciento en el precio de sus abonos mensuales y quincenales.

'Es una vergüenza que TBA aumente un 13 por ciento los bonos, cuando el servicio que presta sigue siendo pésimo', afirmó Mondino, al tiempo que destacó que 'en lo que va del 2005, TBA ha recibido 75 millones de pesos en calidad de subsidio por parte del Estado Nacional'.

Así, el ombudsman, sostuvo que 'pareciera que todo el dinero que se les da, es utilizado para profundizar la mala prestación y, ahora, además de todos los atropellos a los que son sometidos los usuarios, le incrementan los abonos'. (DYN - 29/09/2005)

Es a raíz de la airada protesta de los pasajeros de las líneas Mitre y Sarmiento y de la posterior intervención de Mondino que dan marcha atrás con la suba en los abonos del tren. Y que debemos agregar, otra de las prepotencias de TBA que desde el MoNaReFA salimos a denunciar.

Desde la Defensoría del Pueblo y cumpliendo con la función y los deberes que le otorga el cargo sale en defensa de los usuarios y, le ordena a los paralizados, vaya a saber uno el porque de sus parálisis, organismos de control y aplicación que intimen a la empresa TBA que retorne a los valores anteriores.

No se sabe si los paralizados órganos de control actuaron, lo que si sabe es que la empresa Trenes de Buenos Aires decidió dejar sin efecto el aumento de 13% que había dispuesto sobre el precio de los abonos que se venden por mes y en forma quincenal. (INFOBAE - 30/09/2005)

Uno puede inferir que esta fragilidad política, de la Secretaría de Transporte, para actuar sobre los concesionarios que violan reiteradamente los contratos y las responsabilidades que de ellos emanan, pero que se reanima a la hora de premiarlos con más subsidios, está llena de complicidades.

No podrán comprender que, a pesar de las amonestaciones más arriba citadas por otros organismos: El fiscal Nacional de Investigaciones Administrativas, Manuel Garrido; la Defensoría del Pueblo Nacional y, el de la Ciudad de Buenos Aires que corresponden a otra jurisdicción administrativa de Gobierno intimen a la CNRT y Secretaría de Transporte, dependencias que deben controlar a los concesionarios, prosigan con un silencio y parálisis casi total, y solo actúen por orden de los Defensores o de la Justicia a través del fiscal nacional de Investigaciones.

Luego del accidente en Haedo, se sucedieron accidentes y demoras que sufrieron y sufren los pasajeros del TBA. Cancelaciones de trenes, corte de vías y así..

Las voces de la empresa son siempre las mismas: 'Tuvimos un desperfecto técnico en la locomotora; los pasajeros por la demora cortaron las vías. Tenemos diariamente mil servicios y así de seguido…

Los reclamos se sucedieron y se sucederán…
TBA habla de 'desestabilización social', y le debemos preguntar: ¿Cuál desestabilización social?, porque es bueno reflexionar si no existe una verdadera desestabilización social cuando miles, millones de pasajeros a diario deben viajar en las condiciones infrahumanas que viajan.

Estas bravatas fueron contestadas por ellos mismos con los dos accidentes en la zona de Empalme Maldonado, el choque entre dos formaciones y la caída de unos contenedores sobre la vía donde son arrollados por una formación de trenes de pasajeros,

Por otro lado, el pueblo de Haedo ya le había contestado a tanta mentira del dúo gobierno/TBA con una marcha multitudinaria encabezada por el Intendente Sabatella, donde se reclamó el cese de la concesión a esta empresa acusada por violar los derechos humanos por el Defensor del Pueblo. Día a día, el TBA va generando un genocidio silencioso entre hacinamientos, accidentes y muertes, y ahora la fumigación a los pastizales a la orilla de las vías en zonas pobladas..

Volvamos al glifosato: ¿Cómo contestamos a la perversa acción de fumigar con glifosato a las malezas que crecen a la orilla de las vías? Porque cuando Ferrocarriles Argentinos era administrado por el Estado Nacional, nunca, pero nunca se fumigó y menos en zonas densamente pobladas.

Es dable preguntar al Gobierno: ¿Y los Derechos Humanos, el Ministerio de Salud de la Nación no debe actuar de oficio, o la Justicia, o algún fiscal de turno? Habrá alguno de turno. ¿Y los sindicatos? ¿Y los intendentes? Habrá alguno de turno.

Le reclamamos, digo, le reclama el Ministro del Interior al gobierno de Uruguay que no tiene poder frente a las papeleras. Este decir del Ministro es como escupir para arriba u orinar contra del viento. ¿Qué poder tiene nuestro gobierno frente a las concesionarias ferroviarias? Ninguno. Nunca pudo con la Corporación de los Concesionarios, o no quiso. Sintéticamente he mencionado algunos reclamos de la justicia y de los Defensores del Pueblo. TBA, y gobierno, impertérritos, como si no pasara nada frente a ellos y, ante las reiteradas anomalías observadas en el incumplimiento de los servicios. Estación Castelar avisó, fue el último escenario.

La impunidad no es infinita, tiene finitud, como la tuvo la dictadura militar y todos los nepotismos. Parecían invencibles, hoy son solo escombros malolientes.

Lo de la fumigación es grave. La impunidad que goza TBA es grave. Si el gobierno no interviene enérgicamente es grave. Las consecuencias que les trajo a la población Vietnamita por el arrojo del Agente Naranja, aún perduran. Las consecuencias graves que padecen los fumigadores en las zonas de las plantaciones de soja son sumamente graves. De la misma manera, las consecuencias que traerá la fumigación con glifosato en las zonas urbanas y suburbanas para desmalezar las vías ejecutada por la Empresa TBA es más que grave.

Son dos puntas de un mismo ovillo: falta de seguridad, no inversión, ganancia máxima y glifosato criminal.

Las denuncias están radicadas, el gobierno nacional tiene la palabra…y el provincial puede aunque más no sea, protestar, y las municipalidades perjudicadas decir algo, un poco más fuerte. Y las poblaciones se deben comprometer…

* Juan Carlos Cena es miembro fundador del Mo.Na.Re.FA. Movimiento Nacional por la Recuperación los Ferrocarriles Argentinos.

* Autor del libro EL FERROCIDIO y de centenares de informes e investigaciones sobre el tema transporte y ferrocarriles.

Publicado en 09/04/2006 y días subsiguientes en diversos portales.

Caracteres: 15.366

relojes web gratis

Página principal

MAPA DEL SITIO

Usuarios Online    

my widget for counting
contador