MOVIMIENTO OBRERO - TRABAJADORES DE MECCA CASTELAR
 

 
relojes web gratis

 
 
 
 
 

 

VILLA CRESPO

UNA BALDOSA Y UNA HISTORIA


Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital

8 de junio del 2012

Este domingo 10 de junio del corriente año se construirá una baldosa para recordar a 4 detenidos desaparecidos de Villa Crespo.
A las 12 del mediodía, en Concepción Arenal y Guzmán, en el Parque Los Andes, Barrio por la Memoria y la Justicia de Villa Crespo convoca a los vecinos a fabricar la baldosa con los nombres de:
María Sedení Bonasorte
Alicia Corda
Ricardo Moya
Laura Crespo de Moya

UNA HISTORIA

Hace años se comenzó con la reconstrucción de lo que se denominó las consecuencias del Terrorismo de Estado, lo que dejó la última dictadura militar del 24 de marzo de 1976 al 10 de diciembre de 1983.

En el 2004 y 2005 se comenzó a reconstruir con la colaboración de los organismos de Derechos Humanos la nómina de los asesinados, detenidos desaparecidos durante el período dictatorial y antes.

A fines de febrero del 2006, cuando se cumplirían 30 años del último golpe cívico militar entregamos la primera nómina y sus considerandos. Luego, durante todos los años fuimos trabajando y reelaborando el trabajo de reconstrucción, que por cierto tiene fallas y no es completo, porque la complejidad de la recuperación se debe a la falta de información, de archivos y de datos precisos.

Muchos de esos datos se deben a las declaraciones de sobrevivientes, pero, donde la sobreviviencia fue casi nula, como el caso de los Campos Clandestinos de Campo de Mayo, se hace más complejo y dura la búsqueda.

El 29 de marzo del 2006 colocamos la primera placa, hubo muchos vecinos, la hermana del doctor Chorni fue la encargada de descubrirla.

La crónica reza así:
Ese día le entregamos a Elba, la hermana del doctor Chorni, abogado desaparecido del barrio, para que la descubriera.
El acto fue sencillo, muy emotivo y no tuvo ningún escenario, en Luís María Drago y Scalabrini Ortiz y gracias a la generosidad del comerciante donde está ubicada la misma y del Centro de Comerciantes, industriales y afines de Villa Crespo que la donaron, fue descubierta la placa por una familiar de un desaparecido y luego se explicó lo que se había hecho y los objetivos, invitando a los vecinos a participar de la comisión que aún no tiene nombre definitivo. Luego se leyeron los nombres de todos los compañeros y el ¡Presente! Se hizo cada vez más sonoro y entrecortado, afloraron los sollozos y en muchos los recuerdos.

Así terminó este sencillo homenaje.

Desde que apareció la investigación el mes pasado, en este mismo medio y en otros, la nómina de asesinados y desaparecidos ha aumentado, dolorosamente.

Esta nueva cantidad de personas en condición de desaparecidos está siendo revisada y controlada por la reciente constitución de una comisión de Derechos Humanos en Villa Crespo, para este rescate histórico y para todas las necesidades que se vayan dando en el plano de los derechos humanos.
Si podemos decir que hay alrededor de 30 personas más, nombres que serán publicados a su debido tiempo y pensando en una placa anexa.

Esta comisión se constituyó al calor de este trabajo, que funcionó en el local de la Asamblea, luego la comisión, por diversas causas no siguió su rumbo, pero el trabajo de investigación que se inició siguió su camino inexorable.

Consideraciones del informe que entregamos en el 2006 y con la última corrección el 22 de marzo del 2010.

En el espacio geográfico de Villa Crespo, durante la dictadura militar que se inicia en marzo de 1976, desaparecieron muchos trabajadores y estudiantes, adolescentes y madres embarazadas, militantes y activistas sindicales, otros fueron asesinados en sus lugares de trabajo. Si bien la lista revelada es extensa, creemos, firmemente, que debe haber más desaparecidos y asesinados por la última dictadura militar.

De algunos, por fruto de la investigación, hemos recopilado retratos, fotos y algunas pequeñas historias que nos han ayudado a conocerlos mejor, de otros, lamentablemente, sólo cuando fueron desaparecidos y algunos testimonios de ese momento, de otros ni siquiera eso, ni rastros para seguir desbrozando el malezal del olvido, o de campos de concentración que los vieran pasar.
En la faena de armar estas listas encontramos familias, matrimonios, parejas, hermanos arrancados y sepultados en las catacumbas de la dictadura. Forman parte de la lista 2 adolescentes de 17 años, a los cuales no se los respetó en lo más mínimo su minoridad. A cinco compañeras les arrancaron sus hijos luego de nacer, una perdió el embarazo por las torturas. Otro de los casos fue el acoso y asedio monstruoso del represor Simón Miara que golpeaba al marido salvajemente para lograr el consentimiento de sexo por parte de la detenida, Laura Lía Crespo de Moya.

Todas estas mujeres fueron trasladadas a un destino nunca revelado. Los bebés, hoy jóvenes siguen siendo buscados por sus familiares y las Abuelas. En el caso de una de ellas aparece claramente la T de trasladada. Como en otros casos figura el traslado. Hay un caso de un detenido-desaparecido pasado a disposición del P.E.N. Poder Ejecutivo Nacional y luego trasladado.
Los campos de concentración que conocieron su paso son variados: la ESMA, Pozo de Banfield, Club Atlético, El Banco, Pozo de Quilmes, Entre Tapiales y Morón, El Vesubio, Olimpo, Automotores Orletti, La Cacha, Regimiento 3 Infantería, calle Franklin 943, circuito Camps y otros.

La mayoría es de nacionalidad argentina, hay un adolescente paraguayo, un joven chileno y un desaparecido japonés, cuya inmigración tuvo importancia en nuestro barrio, aunque pequeña comparada con la italiana o española, pero en este lugar afincaron las tintorerías como forma de trabajo.

Muchos de ellos vivían en el barrio, otros, en forma transitoria o desde hacía tiempo, otros paraban provisoriamente en los lugares donde fueron secuestrados y a otros se los arrancó de la vía pública. En 1974 un desaparecido o asesinado, 1975, cuatro desaparecidos o asesinados, en 1976, 33 personas desaparecidas o asesinadas, en 1977, 29 personas y en 1978, 7 desaparecidos y en 1979, 2 y dos sin fecha.

Luego dice el informe:
En algunas de las historias, encontramos hermanos y hermanas, cuñados y cuñadas desaparecidos, algunos ¨chupados¨ (en la jerga represiva) semanas antes y luego desaparecidos los que estaban en el barrio.

De la lista de 78 detenidos-desaparecidos, hay un compañero aparecido, pero sigue figurando como desaparecido, constatado al 21 de marzo del 2010. También se ha podido verificar en otras listas de organizaciones defensoras del proceso militar que hay nombres mencionados como detenidos-desaparecidos, sosteniendo, además, estas asociaciones, que viven en España. Sólo cuatro detenidos-desaparecidos que relevamos no fueron encontrados en los listados. Están porque también está claro que no todos fueron denunciados en condición de tal.

En la nómina de los compañeros podemos verificar lo siguiente:

Sobre un total de 78 compañeros del barrio y aledaños, los incluimos como decimos en el informe, por las serias dudas que hay.

OBREROS: 14 PORCENTAJE: 18
TRABAJADORES Y ASALARIADOS: 39 PORCENTAJE: 50
ESTUDIANTES: 8 PORCENTAJE: 10
NO SE TIENE REFERENCIA: 17 PORCENTAJE: 22

DETENIDO DESAPARECIDO Y LUEGO APARECIDO: 1

MUJERES: 24 PORCENTAJE: 31

MUJERES EMBARAZADAS Y HOMBRES CON SUS MUJERES EMBARAZADAS: APROPIACIÓN HASTA HOY: 6
MUJER EMBARAZADA SU HIJO FUE ENCONTRADO EN LA CASA CUNA: 1
ABORTO POR LA TORTURA: 1

Lo que demuestra que el 68 por ciento de los detenidos desaparecidos y asesinados de Villa Crespo eran trabajadores, tenemos un 22 por ciento que si lo vemos en función de la edad: el 11 por ciento más deben haber sido trabajadores.
El 10 por ciento eran estudiantes, y ese porcentaje podemos sumar otro 11 por ciento, estamos relacionando con los 17 detenidos desaparecidos que no tienen referencia de actividad.
En cuanto a las mujeres son el 31 por ciento.

Comparado con el Informe de la Conadep las cifras serían algo parecidas, diferencias por la falta de mayor información de 17 detenidos – desaparecidos – asesinados no nos permite más exactitud.

Esto es simplemente una parte del trabajo realizado, el cual se puede consultar totalmente en el portal Villa Crespo Digital, investigación que estará también en el libro BUENOS AIRES CIUDAD INDUSTRIAL, CASO TESTIGO: VILLA CRESPO, de próxima aparición.

Sólo volver a agradecer a Graciela Daleo, Juan Carlos Cena, Cecilia Ayerdi, Clara Barrio, Chela Ojeda, Carlos Gabaldón, editor del periódico de Villa Crespo, y Haydeé Dessal, productora radial, vecinos de Villa Crespo, por sus recuerdos y testimonios. A Viviana Niznik de la Comisión de Memoria y Derechos Humanos de Villa Crespo. A Alberto Auné y a Elba Ana Gloria Chorni, quien descubrió la placa; como también a Isabel Estercita Lew.

NOTA: En este mes de junio, aniversario del barrio, trataremos de terminar el análisis de la información que nos ha llegado, que hemos rastreado con la intención de ampliar y dar mayor exactitud a esta investigación de tantos años, nuevas entrevistas sumaremos que irán desbrozando lo que pasó en este notorio barrio capitalino.

Caracteres: 9052

Anterior
Siguiente

Página principal

Usuarios Online    

 

contador de visitas
contador visitas  

 


 

 

7 Agosto, 2012 21:16