MUJER / VIOLENCIA CONTRA LA MUJER / HERMANAS MIRABAL
 
 

 

DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER / 25 DE NOVIEMBRE DE 1960

EN HOMENAJE A LAS HERMANAS MIRABAL

DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

25 DE NOVIEMBRE DE 1960 / EN HOMENAJE DE LAS HERMANAS MIRABAL

Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital

25 de noviembre del 2013

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, sostuvo el 25 de noviembre: «Acojo con beneplácito el coro de voces que piden que se ponga fin a la violencia que afecta a alrededor de una de cada tres mujeres a lo largo de su vida. Aplaudo a los dirigentes que están ayudando a promulgar leyes y a hacerlas cumplir, y a cambiar mentalidades. Rindo homenaje, además, a todos los héroes en el mundo que ayudan a las víctimas a sanar y a convertirse en agentes de cambio».
«Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos... Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de sexo...» Artículos 1 y 2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Este día es elegido por lo sufrido por las hermanas Mirabal, desarrollado en otra nota.

25 DE NOVIEMBRE


En tal sentido y por resolución de la Asamblea General, el 25 de noviembre ha sido designado Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (A/RES/54/134 de 17 de diciembre de 1999). Presentada por la República Dominicana, con el apoyo de más de 60 gobiernos, la resolución es el resultado de un creciente movimiento internacional para acabar con una trágica epidemia que devasta las vidas de mujeres y niñas, rompe comunidades y es una barrera para el desarrollo en todas las naciones. Los promotores de la resolución esperan que el día constituya, como ha ocurrido en otras ocasiones, el punto de partida para que los gobiernos y la población en general tomen acción para acabar con la violencia contra la mujer.

LAS CIFRAS EN EL MUNDO

El 25 por ciento de las mujeres son violadas en algún momento de su vida, en los países con peores consecuencias; llega hasta el 75 por ciento de las mujeres el maltrato físico en los hogares, es lo más habitual.

La definición de las Naciones Unidas en 1993: "todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico. Incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vía pública o en la vía privada".

La violencia acompaña a la mujer en todas las etapas de la vida e incluso, en algunos países, puede empezar antes del nacimiento.

FORMAS DE VIOLENCIA

darse cuenta duele

La OMS - Organización Mundial de la Salud – muestra los siguientes tipos de violencia:

- Fase Pre-natal: Abortos selectivos según el sexo; efectos sobre el recién nacido de la violencia durante el embarazo.

- Infancia: Infanticidio femenino; abuso físico, sexual y psicológico.

- Niñez: Matrimonio infantil; mutilación genital femenina; abuso físico, sexual y psicológico; incesto; prostitución infantil y pornografía.

- Adolescencia y vida adulta: Violencia durante el cortejo y el noviazgo (EJ. alteración de bebidas y violaciones); sexo forzado por razones económicas (EJ. niñas estudiantes que tienen relaciones sexuales con adultos a cambio de favores); incesto; abuso sexual en el sitio de trabajo; violaciones; acosamiento sexual; prostitución y pornografía forzada; tráfico de mujeres; violencia conyugal; violación marital; abuso y homicidio; homicidio conyugal; abuso psicológico; abuso de mujeres discapacitadas; embarazos forzados.

- Vejez: "Suicidio" forzado u homicidio de viudas por razones económicas; abuso físico, sexual y psicológico.
La violencia cruza a toda la sociedad por igual, al ser una problemática profunda y muchas veces naturalizada, tiene varias aristas. Además de las falencias del sistema judicial a la hora de intervenir, hay una sociedad que en muchos casos legitima y hasta justifica este tipo de episodios. Frases como “cada familia es un mundo”, “son cosas de pareja”, “algo habrá hecho” o “mejor no meterse en la intimidad”, intenta esconder la violencia de género y no hay que confundirla con la idea de crímenes pasionales. Constituye un importante problema de salud pública y una violación a los derechos humanos. Estas formas de violencia producen problemas de salud física, mental, sexual, reproductiva, entre otros. En un estudio realizado por la OMS en varios países, entre el 25% y 71% de las mujeres encuestadas refirieron haber sufrido, en algún momento, violencia física y/o sexual por parte de su pareja.

DEFINICIONES

Violencia contra la mujer: Todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado, posible o real, un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de la libertad, ya sea en la vida pública o privada
Violencia de pareja: Comportamientos que tienen lugar en el ámbito de una relación íntima y causan daños físicos, sexuales o psicológicos (agresión física, coerción sexual, maltrato psicológico o comportamientos controladores)
Violencia sexual: Todo acto sexual o la tentativa de consumarlo, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción ejercida por otra independientemente de la relación de esta con la víctima y en cualquier ámbito. Incluye la violación, definida como “la penetración forzada físicamente o empleando otros medios de coacción, por más leves que sean, de la vulva o el ano usando un pene, otras partes corporales o un objeto

- Factores de riesgo para perpetrar actos de violencia
• Bajo nivel educativo
• Desigualdad de género
• La exposición al maltrato en la infancia
• Actos de violencia entre los padres
• Consumo nocivo de alcohol
• Actitudes de aceptación de la violencia
• Hombres con múltiples parejas o que sospeche de su pareja
• Discordia e insatisfacción marital
• Violencia en el noviazgo

NÚMEROS DE LA VIOLENCIA

Las estimaciones más exactas son las proporcionadas por encuestas poblacionales basadas en el testimonio de las víctimas. En un estudio de la OMS sobre “La salud femenina y la violencia doméstica contra la mujer” realizado en 10 países, en su mayoría en desarrollo, se observó a mujeres de 15 a 49 años. Entre las mujeres que referían haber sufrido violencia física o sexual perpetrada por su pareja, las menos agredidas parecen ser las japonesas con un 15% mientras que en Etiopía y Perú se eleva a un 70%.

La violencia de pareja y la violencia sexual son perpetradas mayoritariamente por hombres contra mujeres y niñas y, si bien, estudios internacionales revelan que aproximadamente un 20% de las mujeres refieren haber sido víctimas de violencia sexual en la infancia, también existe un 5-10% de hombres que lo han padecido

Los estudios poblacionales sobre la violencia en las relaciones entre los jóvenes (violencia en el noviazgo) indican que afecta a una proporción considerable de este grupo etario. Por ejemplo, en Sudáfrica un estudio realizado en el grupo de 13 a 23 años reveló que el 42 por ciento de las mujeres y el 38 por ciento de los hombres referían haber sido víctimas de violencia física en el noviazgo. También sobre los niños dejan sus secuelas ya que aquellos que crecen en familias en las que hay violencia de pareja pueden sufrir trastornos conductuales y emocionales que pueden asociarse a actos de violencia en fases posteriores de su vida. La violencia de pareja además se ha asociado a mayores tasas de mortalidad y morbilidad en menores de 5 años.

El agresor de género
Es un dictador que impone su voluntad por medio de la violencia. Su objetivo es anular la personalidad de la mujer y conformar un nuevo ser, una nueva identidad, sometida y subordinada a sus deseos. Entiende que ha sido, de algún modo, educado en la convicción de que tiene derecho a imponerse a su mujer. Encuestas mundiales sugieren que la mitad de las mujeres víctimas de un homicidio son asesinadas por su esposo/pareja actual o anterior.

Efectos sobre la salud
Esta violencia produce en las víctimas y sus hijos graves problemas físicos, psicológicos, sexuales y reproductivos (a corto o largo plazo) y tienen un elevado costo económico y social. Entre los efectos en la salud física se encuentran la fibromialgia, trastornos gastrointestinales, limitaciones de la movilidad y mala salud general. En algunos casos las lesiones pueden ser mortales. Puede ocasionar embarazos no deseados, problemas ginecológicos, abortos, muerte fetal, parto prematuro y bajo peso al nacer o infecciones de transmisión sexual como el VIH/SIDA. Estas formas de violencia pueden ser causa de depresión, trastorno de estrés postraumático, insomnio, trastornos alimentarios, sufrimiento emocional e intento de suicidio. La violencia sexual, sobre todo en la infancia, también puede incrementar el consumo de alcohol y/o drogas, así como mantener prácticas sexuales de riesgo.

Prevención
En la actualidad hay pocas intervenciones cuya eficacia esté demostrada. Son necesarios más recursos para reforzar la prevención primaria, es decir, para impedir que se produzca el primer episodio violento. Las estrategias de prevención primaria, combinan la microfinanciación las que fomentan la comunicación y las relaciones interpersonales dentro de la comunidad; las que reducen el acceso al alcohol y su consumo nocivo o las que tratan de cambiar las normas culturales de género. La prevención primaria de la violencia de pareja que cuenta con mejores pruebas de su eficacia consiste en programas escolares de prevención de la violencia entre adolescentes.

Para lograr cambios duraderos es importante que se promulguen leyes y se formulen políticas que protejan a la mujer, que luchen contra la discriminación, fomenten la igualdad de género y ayuden a inculcar una cultura de no violencia

Si la agresión fue producida por un desconocido
Los pasos inmediatos a seguir son: Concurrir a la guardia de un hospital dentro de las primeras 24 horas, donde se tratarán las posibles lesiones, se realizarán análisis de laboratorio, se brindará anticoncepción de emergencia y tratamientos preventivos del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. Si es necesario, aplicarán la vacuna antitetánica y la vacuna contra la hepatitis B. Se puede solicitar atención psicológica.

El abordaje psicológico
• El primer momento es de fortalecimiento. Las mujeres llegan con vergüenza y miedo a las consecuencias que pueden sufrir ellas mismas o sus hijos, devastadas, desvalorizadas, sometidas psicológicamente y aisladas. El hombre que las maltrataba es el único vínculo que tienen, por eso creen que no tienen salida, • En la segunda fase se propone a las mujeres participar en grupos de autoayuda y finalmente, • Se rediseña un nuevo esquema de vida libre de violencia y se asume que el cambio es posible

El lema es: Si pasó o pasa por una situación de abuso sexual o violación, pida ayuda. La culpa no es suya y la atención es su derecho.

Producción compartida con Haydeé Dessal.

Caracteres: 10.906

30 Septiembre, 2016 18:23

Página principal

Mapa del Sitio

my widget for counting
contador

Usuarios Online