2017

PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO / BUSCADOR DE NOTICIAS

Lunes, 13 Noviembre, 2017 15:37
 
 

Si supiese qué es lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación, ¿verdad?

Albert Einstein

Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres. / Heinrich Heine (1797-1856) Poeta alemán.

LIBRO RUBEN DARIO

 

 

EL TIEMPO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

 

"¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir 'amor, amor', y que debían los pueblos pedir como piden pan".

Federico García Lorca

“Algunos libros son probados, otros devorados, poquísimos masticados y digeridos”.

Sir Francis Bacon

NILDA ELOY REFERENTE INDISCUTIBLE DE LOS DD.HH.

 

 

 

NILDA ELOY Y CACHITO FUKMAN

REFERENTE INDISCUTIBLE DE LOS DD.HH.

MURIÓ NILDA ELOY

Por Elena Luz Gónzález Bazán especial para Villa Crespo Digital

13 de noviembre del 2017

La mejor vida no es la más duradera, sino más bien aquella que está repleta de buenas acciones.

Marie Curie

Nilda Eloy llevó adelante buenas acciones, supo sobre las cadenas que soportó y lo hizo con estoicismo y valentía y se transformó en una mujer, con mayúsculas y con gran sencillez, quiso cambiar el mundo injusto por un mundo digno y con valores.


Nilda tenía 60 años y atravesaba una enfermedad terminal tal lo informado por familiares y amigos y murió en La Plata este domingo 12 de noviembre. Los últimos días estuvo internada en un centro de atención.

Sus restos fueron velados desde las 13 hasta las 20 en la sede de ATE provincia de Buenos Aires, ubicada en la calles 8, entre 55 y 56 en La Plata. El entierro de Nilda se hizo en el día de hoy en lugar a confirmar.

QUIEN FUE NILDA ELOY

Secuestrada en octubre de 1976 en la casa de sus padres, soportó el cautiverio en los centros clandestinos de detención – CCD – bajo la órbita del represor, entonces jefe de la Policía bonaerense Ramón Camps, fue liberada en 1979.

Nilda Eloy declaró contra el ex comisario de la Policía bonaerense, Miguel Ángel Etchecolatz en el juicio que se le siguió en el 2006 por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar (1976-1983).

En ese mismo juicio declaró el obrero de la construcción, Jorge Julio López, quien fue desaparecido por segunda vez el 18 de septiembre de 2006, en vísperas de que se conociera la sentencia del juicio contra el ex policía.

Nilda fue dirigente de la Asociación de ex Detenidos Desaparecidos (AEED). En este camino se unió a Adriana Calvo de Laborde, Cachito Fukman y Jorge Julio López.

Nilda advirtió sobre la desaparición de Jorge Julio López, nunca dejó de reclamar para que el Estado administrado por los k dieran una explicación sobre la suerte corrida por el albañil y militante peronista.

Para despedir a la dirigente estuvieron presentes referentes de distintas agrupaciones sindicales, políticas y estudiantiles en la sede de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), en La Plata.

Allí, entre otros, estuvieron presentes el titular de ATE, Hugo Cachorro Godoy; la titular de la Correpi, María del Carmen Verdú, y la titular de la Línea Fundadora de Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas.

Se leyeron diferentes muestras de apoyo y homenaje como la de la agrupación Hijos La Plata que la despidió con un: "Hasta la memoria siempre compañera Nilda Eloy! Militante junto a las y los 30000 y valiente testigo en los juicios por crímenes de lesa humanidad. Memoria, verdad y justicia para siempre".


La Correpi – Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional afirma en su comunicado que: La compañera Nilda Eloy, histórica referente en la lucha de los DDHH desde La Plata, la ciudad en la que fue secuestrada en el año 1976 por la policía de la Pcia. de Bs. As., dirigida por los represores Ramón Camps y Miguel Etchecolatz. Torturada en seis centros clandestinos de detención, fue liberada tres años después. Desde entonces sostuvo una lucha incansable por la Memoria, la Verdad y la Justicia desde su lugar militante en la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos.

Sobre su actitud afirman: Fue testigo determinante en el juicio a los represores y emblema de la lucha frente a la segunda desaparición forzada del compañero Julio Jorge López, pero su trayectoria no se limitó a enfrentar las políticas represivas del pasado. Con la coherencia que la caracterizaba, fue también una referencia insoslayable de la lucha contra la represión de todos los gobiernos patronales que asumieron la administración del Estado desde 1983.

Y lo hizo, además, fiel a la bandera que junto al entrañable Cachito Fukman sostuvo contra los embates del oportunismo, la claudicación y la cooptación: la absoluta independencia del estado y sus administradores de turno.

Nada ni nadie condicionaba sus posiciones, sólo la guiaban sus principios. Frente a la represión de cualquier gobierno, ella caminaba por la vereda de enfrente, junto a los represaliados, siempre.

EL VALOR DE NILDA

Quienes no se mueven no notan sus cadenas.

Rosa Luxemburgo

La prueba más categórica de su enorme valía fue la manera en que procesó su calvario en tiempos de la dictadura: "No era una militante, el enemigo, al secuestrarme y torturarme, me hizo militante". Nunca abandonó esa condición, nunca dejó de combatir las injusticias y las desigualdades, dice Correpi.


Para cerrar parafrasean al poeta, periodista y detenido desaparecido Roberto Santoro: "ella estaba para que el mundo cambie". Y seguirá estando en cada lucha, como Adriana Calvo, como Cachito Fukman, como cada compañero que vivió peleando.


En su largo testimonio brindado en el 2006, Nilda Eloy comentaba que los represores afirmaban: “Esto es el infierno y de acá no se sale”.

Ella salió y no dejó de brindar testimonio y luchar por los derechos humanos.

Por ello, para cerrar nuestro recuerdo y homenaje citar a otra mujer como Simone de Beauvoir cuando afirmaba:
No nacemos como mujer, sino que nos convertimos en una.


FUENTES: Correpi, diario El Día, La Nación, Agencia Télam, otros medios y fuentes propias.


Caracteres: 5244

Usuarios Online  

 

my widget for counting
contador