2018

PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO / BUSCADOR DE NOTICIAS

Jueves, 19 Abril, 2018 15:46
 
 

 

 

 

LA LECTURA Y EL CRECIMIENTO HUMANO / CASA DE LA LECTURA - VILLA CRESPO

 

CASA DE LA LECTURA
ES PARTE DE LA RED DE 30 BIBLIOTECAS PÚBLICAS DE LA CABA

Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital

18 de abril del 2018

La Casa de la Lectura que fue remodelada a fines del año 2017, ubicada en Lavalleja 924, es parte de la Dirección del Libro y Promoción de la Lectura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que coordina la red de 30 bibliotecas públicas de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Su objetivo sustancial es la promoción de la literatura en todas sus formas y organiza actividades destinadas a que el público conozca a los escritores y los libros que les son contemporáneos, tanto del país como de escritores que pasan de visita:

• Charlas con narradores y ensayistas
• Recitales de poesía
• Performances teatrales y musicales basadas en textos literarios
• Películas basadas en literatura
• Presentaciones de libros
• Teatro leído o semi montado sobre nuevas dramaturgias
• Charlas sobre diarios y biografías de escritores, sobre historia,
• Recitales de poetas en blog con proyecciones, lecturas a micrófono abierto, etc.
• La Casa de la Lectura cuenta además con auditorio disponible para proponer actividades literarias y presentaciones literarias, y un Hall de Exposiciones de pintura.

LAS ACTIVIDADES SON GRATUITAS
LAVALLEJA 924 – VILLA CRESPO – COMUNA 15
TEL.: 5197-5476
HORARIO: Lunes a viernes de 10 a 20 horas y fines de semana cuando hay actividades

 

Caracteres: 4489

LA LECTURA Y EL CRECIMIENTO HUMANO

LA LECTURA Y LOS JÓVENES

En abril del 2008, el presidente de la Academia Argentina de Letras (AAL), Pedro Luis Barcia, sostenía que los jóvenes se comunican hoy con un vocabulario de doscientas palabras, una situación que, según dijo, se ve agravada por los mensajes de texto de los celulares, que les imponen un máximo de abreviación. «Ahora escriben "te quiero" con una "t" y una "k"», comentó indignado el docente, quien criticó duramente una empresa telefónica que publicó un diccionario con 200 abreviaturas para comunicarse mediante mensajes de texto.
Por su lado, en diciembre del 2011 una nota periodística planteaba que el vocabulario de un adulto era entre 500 a 1.000 palabras, mientras un adolescente utilizaba tan solo 240 palabras.

Mientras que en mayo del 2010, nuevamente Pedro Luis Barcia, en una entrevista concedida a La Gaceta Literaria afirmaba que: Una ciudadanía con un lenguaje degradado es más fácil de dominar; un país sin predisposición al diálogo tendrá serias dificultades para desarrollarse.

Aseveraba que el alarmante deterioro lingüístico era y es, podemos sostener, resultado de una ausencia de planificación, de la falta de realismo en los programas educativos, de la inepcia política, de la nociva influencia de los medios audiovisuales y de las nuevas tecnologías sobre los niños y jóvenes.

Propuso repensar la Argentina, alertando que en un país en el que sus adolescentes están perdiendo su capacidad de expresarse, en el que el 60 por ciento de sus alumnos no puede comprender lo que lee y en el que la mayoría de sus habitantes ha abandonado su histórica afición por la ironía para abrazar la violencia verbal, es importante reflexionar sobre la Argentina a partir de nuestra lengua, el puente central de toda articulación política, social y cultural.

En otro reportaje advirtió nuevamente sobre los peligros de la degradación del lenguaje y señaló sus efectos en el sistema democrático y en la posibilidad de integración de los jóvenes a la sociedad.

A modo de reflexión

La lectura es uno de los elementos fundamentales para crear, imaginar, pensar y aprender. Ante el libro somos seres activos, participamos de la historia y nos deleitamos o no; todo genera un sentimiento que nos hace erigir nuestro propio cuento, relato o crónica. Podemos ser parte de alguna de las historias que se recrean; rearmamos y somos capaces de generar otro final…
La lectura es en definitiva el mejor estímulo para el crecimiento humano, lo ideal sería que desde muy chicos puedan acceder al libro y así los motive para el conocimiento, para relacionar, vislumbrar y comprender; esto conduce a que oralmente pueda explicar lo que leen.

En la actualidad, ya superada la escuela secundaria, los ingresos a la universidad o en diversas pruebas realizadas a los alumnos de primaria y secundaria, el resultado nos golpea con un contexto real y fatídico: no pueden comprender textos de una carilla.

No pueden explicar oralmente porque no entienden. Tienen un vocabulario reducido que no supera las 200 a 250 palabras.
Debemos preguntarnos qué hacemos para superar este drama…
La pantalla, el celular, las redes sociales no son amigos…
El libro es un motivador que nos acompañará por el tránsito de nuestras vidas… porque la realidad, combinada con la fantasía, la ficción, la poesía, el romanticismo, el drama y la épica nos hace seres pensantes…


contador

my widget for counting
contador