2015
PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO / BUSCADOR DE NOTICIAS
4 Julio, 2015 15:37
Los verdaderos creadores de la riqueza son los trabajadores, sin embargo, la redistribución de la riqueza va contra esta realidad
 

ARCHIVOS 2009

LA POBREZA / EL RETROCESO EN ARGENTINA

Por Centro Humboldt especial para Villa Crespo Digital

18 de junio del 2009

El maquillaje no baja la pobreza
Hay un enorme retroceso en la Argentina en torno a la producción y difusión de estadísticas socioeconómicas. La ausencia de credibilidad y la urgencia de políticas contra el desempleo y la desigualdad deben ser parte del debate preelectoral.

Es sabido que desde la profundidad de la crisis 2001-2002 para los sectores populares la evolución posterior ha sido claramente positiva. El desempleo ha mermado fuertemente, la precariedad ha caído (aunque con suma lentitud), el salario real ha retornado (si bien diferencialmente entre subsectores del mercado laboral) a los valores inmediatamente previos a la crisis, la participación salarial en el producto ha recuperado alrededor de la mitad de lo que resignó en la última década, la pobreza en hogares en 2006 ha vuelto a los niveles previos a la crisis de 2001, etc.

El mayor interrogante, por cierto, es si esos elementos de juicio aluden a que la etapa del ajuste (nombre que, alternativamente, se ha asignado a la década de los años noventa o al último cuarto del siglo XX) ha concluido. La relevancia, parece innecesario decirlo, radica en que la desigualdad, la pobreza y la indigencia crecieron de tal forma a lo largo de las últimas tres décadas que su clausura o no como ciclo económico, social y político resulta esencial.

La respuesta es incierta por, al menos, dos tipos de razones. La primera, sustantiva, refiere a lo incompleto de los análisis del período reciente. Hay quienes sostienen que estamos en presencia de un nuevo modelo económico y productivo e incluso ante un nuevo mercado de trabajo. Otros, en cambio, afirman que los favorables y notorios cambios registrados desde mediados de 2002 se asentaron más en el efecto asociado con la devaluación monetaria y la utilización de capital ocioso, en primer lugar, y con el aprovechamiento de condiciones de demanda internacional y de mejoramiento de los términos de intercambio que beneficiaron no sólo a la Argentina sino a toda la región, en segundo.

De manera que el impacto presente (2009) de la crisis mundial sobre estas condiciones ventajosas de índole internacional podría poner en cuestión una parte no menor de las mejoras regionales alcanzadas. Incluso las cuestionadas estadísticas oficiales muestran un detenimiento de las tendencias más auspiciosas en materia de generación de empleo, que caracterizaron los años posteriores a la crisis local hasta comienzos de 2007.

Adicionalmente, este último período marca la relevancia del adecuado tratamiento de los fenómenos de la pobreza y el desempleo. No siendo este último el único factor relevante para el aumento de las distintas formas de pobreza, vuelve a cobrar significado especial el tipo de puesto de trabajo asequible y, en especial, la retribución obtenida en el mismo. Complementando esto, debe agregarse algo por demás relevante: se trata de la naturaleza diferencial de la pobreza, más allá de que los niveles vuelvan a ser "moderados".

Los efectos de períodos prolongados de la vida de grupos familiares en condiciones de pobreza seguramente dejan marcas que no son sólo relativas a los aspectos materiales de la cotidianeidad.

La segunda razón es, sólo aparentemente, formal. Se trata del enorme retroceso registrado en Argentina en torno de la producción y difusión de las estadísticas socioeconómicas. La ausencia de credibilidad, inicialmente referida "sólo" al índice de precios al consumidor (desde comienzos de 2007) y por derivación con incidencia directa en las estimaciones sobre la pobreza, en la actualidad se ha extendido de manera impensada no mucho tiempo atrás: se desconocen las bases usuarias de la EPH posteriores al primer trimestre de 2007; se duda con fundamento --incluso-- de las cifras de crecimiento económico; hay fuertes indicios de que las propias informaciones de prensa relativas al empleo y al desempleo (de las cuales no se conoce su origen por no haber acceso a las bases de datos) resultan inconsistentes con las demás informaciones disponibles, incluso muchas de fuente oficial.

Si en los años recientes la dinámica del mercado interno se asentó fuertemente en el aumento de la fuerza laboral asalariada más que en el mejoramiento significativo de su capacidad de compra, puede preverse que la menor capacidad de la economía argentina para mantener un alto ritmo de creación de empleo cercena una de las virtudes más claras de los últimos años en la consolidación de un proceso de disminución de las condiciones de pobreza e indigencia. El uso de estadísticas alternativas a las oficiales sugiere, incluso, que se habría revertido la dinámica de disminución de la pobreza y de la indigencia.

De ser esto cierto, se abre un debate ciertamente relevante que no puede en modo alguno circunscribirse a los efectos locales de la crisis internacional pues alude a fenómenos que la preceden: cómo debe la sociedad argentina actuar para luchar con más éxito en materia de desigualdad y pobreza.

Aquí hay, indudablemente, una asignatura pendiente. Lo que sería deseable es que dicha asignatura estuviera en el centro de los próximos debates políticos.

FUENTE: NCeHu 346/09
Por Javier Lindenboim
Fuente: ECONOMISTA, PROFESOR CONSULTO UBA, INVEST. CONICET, DIRECTOR CEPED

Caracteres: 5372

2015


POBLACIÓN MUNDIAL / DESARROLLO SOCIAL Y PRODUCTIVO QUE DICEN LAS NACIONES UNIDAS

11 DE JULIO

Producción Villa Crespo Digital

4 de julio del 2015 actualizado.

Desarrollo Social

La Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social reconfirman el derecho al desarrollo y a una vida libre de pobreza como derechos humanos básicos. En la Cumbre y Declaración del Milenio, en septiembre del 2000, 191 países se comprometieron a reducir la pobreza a la mitad antes de 2015, y a alcanzar metas específicas.

El PNUD propone una nueva concepción de la pobreza, más allá de la falta de ingresos considerada un medio para su superación: la pobreza humana se refiere a la denegación de las oportunidades fundamentales para toda persona: vivir una vida larga, sana y creativa, disfrutar de un nivel decente de vida, libertad, dignidad, respeto por sí mismo y por los demás. La pobreza se expresa como una denegación de los derechos humanos. La lucha contra la pobreza humana insiste ante todo en las capacidades, las habilidades y los recursos, tangibles e intangibles, que los hogares pobres pueden movilizar.

Se requiere una nueva estrategia mundial contra la pobreza, con más recursos, centrada y comprometida, en la que el crecimiento económico esté orientado a reducir la desigualdad y potenciar a los pobres, atendiendo a:

La vinculación de la pobreza con las políticas nacionales

Los programas efectivos contra la pobreza son comprehensivos, integrados con las políticas económicas nacionales y la construcción de capacidades nacionales, evitando el criterio de "dos pistas" que nunca se cruzan: el crecimiento por una parte y el desarrollo humano por otra. Y desarrollar un sistema para monitorear el progreso contra la pobreza.
La gestión de los asuntos públicos
Una gestión ineficiente suele ser el eslabón perdido de la relación entre los esfuerzos y la reducción efectiva de la pobreza. Es preciso contar con instituciones democráticas comprometidas y sensibles así como la asignación de recursos y responsabilidades a gobiernos y las comunidades locales. El involucrarse y la organización comunitaria es crítica para articular necesidades y prioridades.

La vinculación de la política internacional con la pobreza
El impacto de los programas relativos a la pobreza se relaciona estrechamente con la política económica y financiera internacional en un mundo globalizado. Se necesita un sistema de comercio internacional con reglas de juego más justas, con mercados abiertos y negociación de acuerdos comerciales y tecnológicos mundiales y regionales.

La cooperación para el desarrollo
Debe focalizarse en apoyar la reducción de la pobreza y aumentar la capacidad nacional y local para asumir el control y dirigir sus propias iniciativas contra la pobreza.
El PNUD acompaña el esfuerzo nacional para afrontar los desafíos de la situación social actual, apoyando la articulación e integración de los recursos y nuevas modalidades de gestión, con el fin de potenciar la igualdad de oportunidades en la salud y educación, atender especialmente a los grupos más vulnerables y asegurar el derecho de acceso a un ingreso mínimo decoroso para los sectores más postergados.

Proyectos del área de Desarrollo Social
Ambiente y Desarrollo Sostenible

El PNUD considera que entre los aspectos fundamentales de todo plan sostenible para reducir la pobreza se cuenta la provisión de energía a costos accesibles y la preservación del ambiente natural. Actualmente, 2.000 millones de personas en todo el mundo siguen careciendo de suministro de electricidad y dependen de combustibles tradicionales para la cocción de alimentos. Otros encuentran su progreso bloqueado por distintos obstáculos de carácter ambiental: carencia de agua no contaminada y saneamiento, desaparición de tierras de cultivo o riesgo de que países insulares enteros desaparezcan cuando el nivel de los océanos se eleve a consecuencia del calentamiento mundial.

También los modernos servicios de energía son fundamentales para proporcionar oportunidades de trabajo, atención de la salud e infraestructura que mejoren las oportunidades y eleven los niveles de vida.

En el año 2000, el PNUD junto con el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas y el Consejo Mundial de Energía, publicaron el informe Evaluación Mundial de la Energía: la Energía y el desafío de la Sustentabilidad, que presenta relaciones entre las políticas en materia de energía, pobreza y desarrollo y que propone nuevas modalidades de acción. El PNUD participó también en la preparación del Informe Mundial de Recursos 2000-2001: La gente y los Ecosistemas, que documenta la capacidad de ecosistemas sobrecargados para sostener la vida humana.

El PNUD se propone ampliar la agenda de la cooperación internacional en materia de medio ambiente y energía, y asesorar a los gobiernos sobre opciones de políticas para plasmar en la práctica las mejores ideas orientadas a combinar un fuerte crecimiento económico de los países en desarrollo con la protección responsable del medio ambiente. Los programas del PNUD se orientan a promover soluciones innovadoras y no contaminantes para la generación de energía renovable y a proporcionar nuevas tecnologías para fuentes de energía renovables de costo accesible.

Junto con el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), el PNUD está colaborando con 100 países para combatir el cambio climático, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero, sin frenar su ritmo de crecimiento. A su vez, con la Oficina de Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación y la Sequía (ONURS), el PNUD contribuye a combatir la desertificación y prevenir las sequías y el hambre. El PNUD apoya la aplicación del Protocolo de Montreal que protege la capa de ozono terrestre, patrocinando en 64 países proyectos por los que se eliminan cada año 5.667 toneladas de productos químicos que agotan la capa de ozono.

América Latina y el Caribe es la región que presenta la mayor proporción de habitantes urbanos, siendo la pobreza urbana un tema clave. El PNUD, con recursos de la Facilidad Ambiental Global (GEF) está colaborando en programas de conservación de la biodiversidad, así como con 33 países de la región en la preparación de las Comunicaciones Nacionales, de acuerdo con lo establecido en la Convención sobre Cambio Climático. Estos documentos proporcionan información de base sobre el impacto de cada país en cuanto a uno de los más importantes bienes públicos globales: la atmósfera; incluyendo datos sobre fuentes y sumideros de los gases de efecto invernadero, vulnerabilidad a los efectos del cambio climático, requerimientos de medidas prospectivas de adaptación y evaluación de capacidades nacionales.

En materia de políticas nacionales, el PNUD se propone contribuir a mejorar la legislación para proteger el ambiente y promover el comercio de productos ambientalmente sustentables.

Proyectos del área de Ambiente y Desarrollo Sostenible.
Desarrollo Productivo

A través de esta área el PNUD contribuye a desarrollar e implementar programas y nuevas iniciativas productivas, tendientes a generar empleo y ampliar las oportunidades laborales de los desocupados, mejorar los ingresos de los sectores pobres, favoreciendo el proceso de recuperación económica ya iniciado para contribuir a consolidarlo como un proceso de crecimiento con equidad sostenible a largo plazo.

Para la implementación de este objetivo se apoyan programas y nuevas estrategias que promuevan el desarrollo sostenible de microemprendimientos y pequeñas empresas (MyPEs) que aseguran la participación comunitaria en el desarrollo y potenciación de las economías regionales y locales con base en sus capacidades y ventajas relativas, especialmente en las áreas de mayor manifestación de pobreza.

Se parte de la evidencia de que no todo crecimiento económico genera necesariamente mayor empleo en forma proporcional ni tampoco garantiza que mejoren las condiciones de equidad social. Por eso se apoyan las iniciativas productivas que aumentan el empleo, dan nuevas oportunidades a la población pobre y a los sectores excluidos y generan condiciones de progreso social a nivel local y regional. De esta forma se trata fundamentalmente de actuar sobre las causas y no sólo sobre los efectos del desempleo, la pobreza, la desigualdad y la exclusión social.

La participación del PNUD se concentra en diferentes esquemas de apoyo a la producción, mediante la provisión de asistencia técnica, capacitación y el establecimiento de instrumentos financieros novedosos para dicho estrato de empresarios y emprendedores. Se estimula el desarrollo y la puesta en valor de las cadenas productivas locales y regionales, el aprovechamiento de ventajas territoriales naturales o adquiridas y la asistencia a las MyPEs para facilitar su inserción en los mercados regionales, nacionales e internacionales.

Asociado a la temática de la promoción social, generación de empleo y alivio de la pobreza, se releva, sistematiza y apoya la creación y el desarrollo de MyPEs y proyectos de micro-crédito, acompañando técnicamente las iniciativas de los emprendedores de modo de favorecer su éxito y sostener la misma. También se apoyan aquellas iniciativas que alientan el progreso tecnológico de estas unidades productivas y la capacitación empresarial de sus titulares.

Para la implementación de los programas y proyectos de esta área de concentración, el PNUD promueve alianzas y asociaciones con el Gobierno Nacional, los Gobiernos Provinciales y Municipales, entidades del sector privado, agencias de desarrollo empresarial locales, y otras instituciones nacionales y regionales de apoyo a la producción y transferencia de tecnología.

Con base en esta concepción, el apoyo del PNUD a las iniciativas y proyectos de desarrollo productivo se sustenta en los siguientes criterios prioritarios:

El aumento del empleo, principalmente de personas en situación de pobreza y con problemas de desempleo o subempleo.
Favorecer las políticas que mejoren la distribución del ingreso.
La propensión a un mayor equilibrio territorial del desarrollo económico.
El mayor aprovechamiento de las ventajas locales naturales o adquiridas.
La integración de las cadenas de valor a nivel local y regional.
La incorporación de nuevas y mejores técnicas de producción y gerenciamiento empresario.
La competitividad de la producción en los mercados regionales, nacionales e internacionales.
La capacitación progresiva y permanente de los empresarios, emprendedores y empleados.
La identificación de origen y diferenciación de los productos.
Proyectos del área de Desarrollo Productivo.

Primera versión publicada el 4 de julio del 2010.

PLANES SOCIALES

Por Elena Luz González Bazán espacial para Villa Crespo Digital

26 de junio del 2015

Los planes sociales son 18.2 millones, con un presupuesto de $157.209 millones de pesos.
Entre 2013 y 2014 se duplico el presupuesto nacional destinado a los planes sociales.

El numero de planes sociales es de 18.244.436, pero el número de beneficiarios puede llegar a ser menor ya que alguna persona puede estar recibiendo más de un plan social.
Agustín Salvia, investigador del Observatorio Social de la UCA – Universidad Católica Argentina dijo, en diálogo con el diario La Nación que: “Los planes sociales no ayudaron a erradicar la pobreza y solo contuvieron a la indigencia que hoy está alrededor del 5% […] El 24,5 % de los hogares urbanos de toda la Argentina reciben algún tipo de plan social”.
Los planes sociales se plantearon en las etapas de crisis como paliativos, ayudar a quienes quedaban sin trabajo y que en un período acorde pudiera volver a insertarse en el mercado laboral.

La situación actual es que estos planes, muchos, millones de estos ¨beneficiarios¨ hace años que no saben lo que es trabajar. Además, estos planes no se transformaron en planes de trabajo… sumado a la captura partidaria que se hacen de estos ¨beneficiarios¨ de planes sociales, debemos agregar la degradación social a la que se ha conminado a una enorme masa de antiguos trabajadores y nuevos trabajadores que nada saben del trabajo.

Producción de Haydeé Dessal.

Caracteres: 1466

2014

OCTUBRE

SE TRATARÁ EL PROYECTO DE LEY SOBRE HIDROCARBUROS SIN PARTICIPACIÓN DEL PUEBLO

7 de octubre del 2014

Este miércoles 8 de octubre, se pretende consumar una de las acciones mas grave de esta etapa "democrática", como es facilitar a los multinacionales del petróleo, el saqueo de los recursos naturales que a todos pertenece, sostienen desde la Conferación Mapuche de Neuquén. El senado en sesión plenaria aprobará el borrador sin ningún tipo de cambios. Un gobernador sin pueblo, a 1200 Kms firmó un acuerdo que ni sus propios senadores avalan. Ahora avanza aceleradamente para el tratamiento en Diputados.

Que sostienen desde la organización mapuche de Neuquén en la Plenaria de las Comisiones este miércoles pasado en Senadores.

Jorge Nawel
La intervención completa del werken de la Confederación Mapuche de Neuquén, en la Cámara de Senadores, a propósito del proyecto de ley de Hidrocarburos

EL ENLACE DEL VIDEO

AGOSTO

CIERRA UN FRIGORÍFICO Y PUEDEN QUEDAR EN LA CALLE 300 OBREROS

Por la Redacción de Villa Crespo Digital

12 de agosto del 2014

CONCURSO PREVENTIVO

La crisis en el sector ganadero se profundiza. Hay falta de novillos grandes, de más de 500 kilos, este no es un problema menor, las compañías que se dedican a la exportación de carne argentina deben lidiar con esta dificultad.

 

ENERO

POBREZA, CANASTA FAMILIAR Y SALARIOS
LOS ÍNDECES DEL INDEC, GREMIOS, PRIVADOS E IBP
Parte I

Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital

27 de enero del 2014

Este es un informe sobre la forma que en estos años se ha medido los aumentos de precios de la Canasta Familiar Básica y Total.
Los índices utilizados son del INDEC, los gremios como ATE, privados y el no tan conocido Índice Barrial de Precios que se verifica en el Conurbano Bonaerense.

 

 


 

 


uhr online relojes web gratis

ARCHIVOS

2011 AL 2013

2010 / 2009

2008

2007

2006

2005

ECONOMÍA

CIUDAD

PAÍS

Frente de fábrica

Dibujo de fábrica

Girasol

Pintura de Fábrica

Chimeneas sinónimo de Fábrica

Usuarios Online    

contador de visitas contador visitas

Página principal / Mapa del sitio

T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

  contador de visitas
contador ECONOMÍA 2014